Dos tercios de trabajadores buscarían un nuevo empleo si les obligan a volver a oficina a tiempo completo. Un sondeo reveló, de hecho, que el porcentaje de los que buscan de forma activa cambiar de empleo aumentó al 23%, y casi un tercio de ellos está considerando el inicio de la búsqueda, en comparación con el 24% en 2021.

La demanda de los trabajadores de más flexibilidad y seguridad, reforzadas por la pandemia y un mercado laboral ajustado, no hacen más que aumentar a medida que la economía mundial se reabre y algunas empresas empiezan a intentar que sus empleados vuelvan a las oficinas, informó la firma de Recursos Humanos ADP en una encuesta realizada a casi 33.000 personas de todo el mundo. 

Los datos más importantes de la encuesta

La mitad de los trabajadores dijo que solo están algo o nada satisfechos con su trabajo actual y ADP dijo que los problemas que surgieron durante la pandemia -en torno a las horas trabajadas y el lugar, el tiempo de trabajo no remunerado y el estrés- estaban llevando a los empleados a negociar las condiciones de sus trabajos actuales o a planear una salida. 

"La pandemia ha provocado un replanteamiento de las prioridades y los trabajadores se muestran dispuestos a abandonar el trabajo si los empleadores no cumplen sus normas en diversos frentes", señaló el estudio. 

Los resultados llegan tras datos en Estados Unidos que mostraron altos niveles de rotación del empleo, así como unas vacantes casi récord, mientras las empresas luchan por contratar y retener a sus empleados. 

El desajuste entre el número de personas que busca trabajo y el necesario para cubrir las vacantes está impulsando los elevados aumentos salariales en algunos sectores y es una de las tensiones clave que los funcionarios de la Reserva Federal consideran que hay que resolver para frenar la elevada inflación. 

"La pandemia persiste. El estrés inducido por la pandemia en el lugar de trabajo ha aumentado, no ha disminuido", dijo la economista jefe de ADP, Nela Richardson.