La Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), conducida por Andrés Rodríguez, manifestó su preocupación ante el panorama de los trabajadores que están tramitando la jubilación mediante IPS y llevan demoras de más de un año.

Jorge Sarno, directivo de UPCN Provincia de Buenos Aires y ex director gremial del IPS, aseguró que los trabajadores sufran “la peor de las discriminaciones” ya que son “excluidos del padrón de IOMA o amenazados de serlo, avasallando su derecho a la atención de la salud”.

Por este motivo, el dirigente pidió una urgente reunión con Homero Giles, Presidente de IOMA, y detalló: “Miles de trabajadores que vienen tramitando su jubilación definitiva tienen asegurada la atención de su salud con cobertura del IOMA durante el primer año, como plazo máximo, del trámite previsional, pero con la demora en los trámites peligra la cobertura de salud que la Obra Social debe otorgarles”.

Asimismo, cabe destacar que este grupo de jubilados -a medida que avanzaban sus trámites jubilatorios- percibían un anticipo “sin aumentos paritarios, ni aguinaldos y congelado por años, a la espera de la finalización del trámite, y en aquel momento la única alternativa era mantener su afiliación a IOMA como pago voluntario”, según indicó Sarno, “a pesar de que la obra social recibiría los aportes retroactivamente al finalizar completamente el trámite jubilatorio”.

Desde el gremio advirtieron que esta situación podría ordenarse si se modifica el artículo 16 del decreto 7881/84, sobre lo que Sarno detalló: “Es algo que ya hemos planteado, obteniendo como respuesta una total desidia al respecto”.

“El anticipo jubilatorio como la cobertura de IOMA fueron redactadas en el pasado pensando en tiempos normales, en donde un trámite jubilatorio no podía exceder un año, la cruel realidad actual nos muestra que hay trámites que llevan más de dos años, con el consiguiente perjuicio para los que deberían ser beneficiarios convirtiéndose en un verdadero castigo”, concluyó el referente de UPCN.