En los próximos días, la provincia de Río Negro espera el arribo de 20.000 trabajadores golondrina para desempeñarse en la cosecha de peras y manzanas. Según informó la subsecretaria de Trabajo provincial, Natalia Reynoso, “se trabajará con los protocolos que se implementan a nivel nacional a través del Consejo Federal de Trabajo donde Río Negro fue cabeza al generar el primer protocolo para el trabajo rural migrante”.

Por ello, cada trabajador que llegue a la provincia tendrá que presentar contrato de trabajo, PCR o resultado negativo de hisopado, y deberá someterse a controles en los puestos camineros, donde se le pedirá la documentación pertinente. De la misma manera, los colectivos que trasladen a los trabajadores golondrina deberán estar habilitados a nivel nacional. Al respecto, Reynoso aseguró que “durante esta semana llegarán desde Tucumán los primeros 10.000 trabajadores en aproximadamente 200 colectivos”.

“Entre martes y miércoles salen los micros desde Tucumán, son los primeros que esperamos y es importante que lleguen a destino con el tiempo suficiente, ya que el lunes comenzará la actividad, por lo menos de la pera”, agregó la funcionaria

Asimismo, el protocolo sanitario implementado de acuerdo al Consejo Federal de Trabajo establece que cada trabajador deberá cumplir con una semana de aislamiento una vez que ingrese a la localidad donde hará sus tareas.

“Podrán ingresar trabajadores y trabajadoras sin distinción de género, pero sin la familia, lo que provocó alguna cuestión de resistencia pero tiene que ver con el cuidado, y las posibilidades concretas habitacionales y puntualmente con los contagios”, aclaró la subsecretaria de Trabajo provincial.