Docentes porteños encolumnados en UTE-Ctera, Ademys y Camyp iniciaron este lunes una nueva jornada de paro de actividades en rechazo a la decisión del gobierno de la ciudad de Buenos Aires de sostener la presencialidad en las escuelas pese al nuevo decreto que dispuso que en las zonas de "alarma epidemiológica y sanitaria", como el AMBA, las clases en todos los niveles educativos se dicten "exclusivamente a distancia" hasta el 21 de mayo.

De esta forma, se cumplía el décimoprimer día de esta medida de fuerza, ahora cuestionando la decisión de Horacio Rodríguez Larreta de insistir con la presencialidad de las clases, a contramano de lo fijado en el decreto que comenzó a regir el sábado último y de la resolución judicial que le había ordenado acatar la anterior normativa.