En el marco de las negociaciones por las paritarias 2021, la Ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec; su par de Hacienda, Pablo López; y el subsecretario de Empleo Público y Gestión de Bienes, Agustín Robla, se reunieron con la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la Provincia de Buenos Aires, con el objetivo de pactar un incremento salarial para el sector estatal.

Cabe destacar que el 11 de enero pasado, la administración de Axel Kicillof cerró el último tramo de la paritaria 2020 con los gremios estatales, donde se acordó un bono de 4.000 pesos, a pagar en 2 cuotas de $2.000 durante enero y febrero, para quienes cobran menos de 35 mil pesos; el traslado al salario básico de unos 750 pesos de los 4.000 no bonificables pagados en los primeros meses del año pasado y parte del presentismo, más un 1% sobre el básico.

Luego del encuentro, Ruiz Malec declaró: “Esperamos poder alcanzar nuevamente amplios consensos en la política paritaria para el 2021, con aumentos que logren sostener e incrementar el poder adquisitivo de los salarios públicos”.

Por su parte, López dijo que “cuando asumimos la gestión recibimos una Provincia quebrada financiera y fiscalmente, que había sido desfinanciada y endeudada, lo que, sumado a la recesión económica iniciada en 2018 y a los efectos de la pandemia, impactó fuertemente en las finanzas de la Provincia”.

Sin embargo, el funcionario aseguró que a pesar de la difícil situación económica, “seguimos dialogando con los gremios estatales porque consideramos fundamental jerarquizar el empleo público, y desandar el camino de deterioro en sus condiciones que sufrió entre 2016 y 2019”.

De cara al 2021, López planteó la necesidad de “profundizar el sendero, por lo que seguiremos con la vocación y la convicción de alcanzar los consensos necesarios para llegar a nuevos acuerdos paritarios, porque de esa manera se fortalece el Estado y todos los bonaerenses”.

En tanto, el secretario adjunto de FEGEPPBA, Miguel Zubieta, sostuvo que “las organizaciones sindicales trabajamos codo a codo junto a los trabajadores para mejorar las falencias del sistema de salud y del estado en general de la provincia”.

“Es tiempo de una política de recupero del poder adquisitivo de los trabajadores, los aumentos tienen que ser a los sueldos básicos, no podemos seguir con parches de sumas fijas. Pedimos que se respete la pirámide salarial y que la urgente política de recomposición salarial sea teniendo en cuenta a los trabajadores y trabajadoras esenciales”, concluyó Zubieta.