En el marco de las negociaciones paritarias, los gremios petroleros alcanzaron un acuerdo con las cámaras empresariales del sector y lograron una suba del 30% que se sumará al 15% pactado, totalizando así un aumento del 45% para 2020. Asimismo, se estableció un incremento del 35% para los sueldos del 2021.

Según lo comunicado, el incremento salarial del 30% será abonado en tres tramos: un 15% con la liquidación de haberes de junio, un 7,5% en agosto y el 7,5% restante en octubre. Esa recomposición será no remunerativa hasta el mes de octubre, mientras que a partir de noviembre la suba pasará a ser remunerativa.

Por otro lado, el aumento del 35% correspondiente al corriente año será pagadero también en tres tramos: un 15% en enero, un 10% en marzo y un 10% en mayo de 2022. Además, se pactó una revisión salarial durante el mes de abril con el objetivo de que los salarios no pierdan poder adquisitivo frente a la inflación.

Por el sector sindical participaron Guillermo Pereyra y Marcelo Rucci, referentes del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa; Manuel Arévalo, Secretario General del Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa; y Pedro Milla y Mario Lavia, referentes de la Federación Sindical, entre otros. Por el sector empresarial participaron las dos entidades signatarias de la industria: la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE).

"Este acuerdo refleja el compromiso de todos los actores de la industria que permitirá sostener las inversiones, la actividad y el empleo en las cuencas productivas del país", afirmaron los sindicatos petroleros luego de rubricar el acuerdo.