Luego de extensas negociaciones y 29 días de paro, la Unión Recibidores de Granos y Anexos (URGARA) -dirigida por Pablo Palacio- alcanzó finalmente un acuerdo con la Cámara de Puertos Privados Comerciales y levantó así el cese de actividades en todos los puertos del país.

Mediante un comunicado oficial, el gremio declaró: “Esto fue posible gracias al esfuerzo de todos los trabajadores y trabajadoras de URGARA que siempre comprendieron la validez de nuestras demandas y con muchísima fuerza y entereza se manifestaron en puertos de todo el país durante casi 30 días de paro ininterrumpido”.

El acuerdo establece un aumento salarial pagadero de la siguiente manera: 10% no remunerativo y retroactivo a los meses de julio, agosto y septiembre de 2020; un 13% remunerativo y retroactivo al mes de octubre 2020; y un 13% remunerativo para el mes de enero 2021.

Por otro lado, también se acordó una gratificación como bono de fin de año de $76.000 a abonarse en dos cuotas (enero y febrero), y un bono de gratificación extraordinaria de $90.000 pagaderos retroactivos desde julio de 2020 en 9 cuotas de $10.000.

En el comunicado, URGARA reivindica los 29 días de lucha que llevó adelante junto a los trabajadores aceiteros, quienes también acordaron su paritaria recientemente. “Agradecemos también por su compromiso y lucha conjunta a los gremios aceiteros. Seguimos fieles al mandato del General Perón cuando llamó a la unión de todos los trabajadores”, apuntaron.

“Unidos logramos superar todas las adversidades y campañas de difamación. El tiempo nos dio la razón y demostramos la validez, coherencia y dignidad de nuestro reclamo”, concluye el escrito.