El ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, afirmó hoy que las negociaciones paritarias "están funcionando adecuadamente, aún con inflación alta", y confió en que los salarios se mantendrán por encima de la suba de los precios. "Lo que estamos viendo es que las negociaciones paritarias están funcionando adecuadamente aún con esta inflación alta", sostuvo Moroni en diálogo con El Destape Radio.

De acuerdo con el ministro, las primeras paritarias han cerrado con aumentos salariales que han rondado entre “el 45% y el 48%”. “Los primeros aumentos que se aplican en estos primeros tres meses han rondado con definiciones iniciales de enero entre el 18% y el 21%, que se suman a un sueldo promedio de los asalariados privados que, en, ya estaban 4 puntos arriba de la inflación”, remarcó Moroni, tras lo cual, descartó que la inflación de febrero y marzo haya impactado en el salario real.

“Si bien efectivamente tenemos una situación de inflación alta por motivos propios y motivos importados por la guerra, no vemos una donde ello haya afectado los ingresos reales de los trabajadores asalariados privados y públicos”, sostuvo el ministro de Trabajo.

En ese sentido, Moroni indicó que el Gobierno “está siguiendo muy atentamente la situación”, y que se “aplicará la misma receta del año pasado” con la reapertura de las paritarias “todas las veces que sea necesario”. “Hoy no hay ninguna discusión paritaria trabada. Están fluyendo normalmente y no hay ninguna situación de conflicto por temas salariales”, aseveró el ministro.

Moroni descartó, por el momento, una intervención del Gobierno a través de la fijación de un “aumento de salarios generalizado”, aunque indicó que “si los salarios no ganan, el Gobierno tiene todas las herramientas listas y preparadas, y las usará”. En ese sentido, indicó que "este Gobierno cuando asumió tenia las negociaciones trabadas prácticamente por los últimos ocho meses del Gobierno de (Mauricio) Macri y lo primero que hicimos fue dar una facultad especial en la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva para fijar un aumento de salarios generalizado sin ningún problema".

El funcionario explicó que para el gobierno el mecanismo de distribución del ingreso es la paritaria y que en caso de que falle estudiarán alternativas como el bono. "Si no lo logra, el Estado verá que hacer", destaca. "Yo no descarto usar otra herramienta, si es necesario, lo haremos", aclaró con respecto a la utilización del bono. “Si llega a haber un momento en que las paritarias se traben. El Gobierno hoy no ve esa situación pero si sucede el Gobierno va a aplicar las herramientas necesarias porque se mantiene la intención de que el salario real crezca”, agregó el titular de la cartera.

Apertura de paritarias

Estamos incentivando reaperturas (de paritarias) aún antes de que las partes lo pidan y estamos tratando de que la conversación se mantenga en el seno de una institución histórica en Argentina como es la negociación colectiva pero si eso no funciona, habrá que probar otras medidas ”, anticipó.

Según trascendió, el Gobierno consideró que "hay margen para subir salarios en todos los sectores productivos"; y buscará que los mismos sigan “al menos la línea de la inflación y si es posible por encima de la misma” durante este año.