En el marco del inicio de la paritaria entre los dirigentes de la Asociación Bancaria (AB) y los representantes  de las cuatro cámaras empresarias del sector (Abappra, ABA, ABE y Adepa), el titular del gremio, Sergio Palazzo, adelantó que van a exigir el incremento salarial para este año "vaya en línea con el proceso inflacionario que las entidades financieras declaran en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) ante el Banco Central (BCRA)".

En diálogo con C5N, el gremialista detalló que los bancos diagnostican una inflación hasta el 60 por ciento de inflación por lo que reclaman que hagan una propuesta que se ajuste a lo que pronostican. "Si las cámaras ofrecen entre un 39 y 45, va a haber un conflicto", enfatizó Palazzo. En el REM publicado en enero pasado, se espera una inflación de 55% para 2022.

C5N - Hora Pico - Entrevista Sergio Palazzo - 12/4/22

En esta línea, Palazzo sostuvo que ante el aumento de la inflación -se prevé que en marzo fue superior al 6 por ciento- "estamos a una situación tensa y no estamos exenta de un conflicto" . "Estamos pidiendo que ellos se ajusten a lo que ellos dicen sino vamos a terminar en conflicto", advirtió.

El también diputado nacional del Frente de Todos remarcó que se inició el diálogo con las patronales con "el mismo concepto pregonado en todas las negociaciones, es decir, que los trabajadores no sean la variable de ajuste". Cabe detallar que durante el encuentro paritario se ratificó también la necesidad de discutir de forma integral el tema teletrabajo en la actividad y pidieron "la universalidad de la guardería, según la reglamentación del artículo 179 de la Ley de Contrato de Trabajo".

En tanto, sindicalistas y empresarios convinieron un cuarto intermedio para continuar el diálogo en Trabajo el próximo miércoles 13 de abril, según documento bancario.

La Bancaria y las cámaras habían acordado el 19 de marzo pasado un adelanto del acuerdo salarial definitivo para este año. Esas sumas a cuenta, según los segmentos salariales, determinaron que los bancarios que perciben hasta 155.433 pesos cobrarán en marzo un adelanto de 14.500 pesos; hasta 201.334 pesos de 18.960,40 pesos y, quienes tienen un ingreso de hasta 241.602 pesos, de 24.559,70 pesos. 

En tanto, los trabajadores bancarios que percibían en marzo un salario superior a los 241.602 pesos cobraron como adelanto salarial 29.471,40 pesos.