Data Gremial informó el mes pasado que el presidente Alberto Fernández dispuso que se llegue al 35% de aumento del salario mínimo en septiembre próximo, en lugar de febrero de 2022 como estaba previsto originalmente. Ahora, el Gobierno analiza volver a incrementarlo por decreto.

El porcentaje, que aún está en debate, se sumaría al mencionado adelantamiento de cuotas que aplicó el Ministerio de Trabajo en las cuotas de aumento.

El aumento del 35% votado en el Consejo del Salario iba a abonarse en las siguientes cuotas: abril 9%, mayo 4%, junio 4%, julio 3%, agosto 5%, noviembre 5% y febrero de 2022 el restante 5%.

A partir de este decreto, a los ajustes ya aplicados, se sumará uno del 9% en julio, otro del 4% en agosto y finalmente uno del 5% en septiembre, con lo que se llega a ese 35%.

De esta manera el salario mínimo, vital y móvil queda en $27.216 a partir del 1 de julio, en $28.080 desde el 1 de agosto y en $29.160 a partir del 1 de septiembre.

En tanto, desde la CGT recordaron que "el compromiso de las partes es revisar este acuerdo durante septiembre".

El decreto precisó que se utilizó esa vía para la suba ante la "dificultad de convocar con carácter urgente" al Consejo del Empleo, la Productividad y Salarios Mínimo, Vital y Móvil, lo que obligó al "dictado de una medida hasta tanto se reúna nuevamente ese órgano".

En los considerandos, el Gobierno sostuvo que "la recuperación del salario es una prioridad y constituye una condición necesaria para que la economía sostenga la reactivación en marcha".

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, había mencionado días atrás la decisión de "aumentar el salario mínimo", y reveló que el Gobierno estudiaba hacerlo directamente por decreto, tras una reunión de Gabinete Económico.

Explicó que se iba a evaluar la herramienta "más rápida" para concretar el incremento, en medio de la preocupación oficial por la pérdida de poder adquisitivo provocada por la elevada inflación de los primeros meses del año.