En el marco de las negociaciones paritarias, la Unión Obrera Salinera (UOSA) acordó un aumento salarial del 40% para los trabajadores del sector, que será pagadero en tres tramos del siguiente modo: un 16% a partir de mayo, un 14% a partir de octubre, y el 10% restante a partir de febrero 2022.

Asimismo, la paritaria rubricada entre el gremio y la Federación Argentina de Productores e Industrializadores de Sal incluye el pago de dos bonos extraordinarios: por un lado, el bono Covid de $9000, que surge en reconocimiento al esfuerzo hecho por los trabajadores durante la pandemia y se abonará con los haberes de enero del 2022 y, por otro lado, la canasta navideña de $18.100 que se percibirá en dos cuotas de $9050, una será en noviembre y la próxima en diciembre 2021.

“Sabemos que la inflación viene erosionando el poder adquisitivo de los salarios y que cualquier recomposición parece insuficiente, pero en el contexto actual, teniendo en cuenta la situación general, el deterioro de la actividad económica, los resultados de paritarias de otros gremios, nos pareció que era un acuerdo aceptable, sobre todo porque se logró sin conflictos y que quedó abierta la posibilidad de revisión”, afirmaron desde la UOSA.

Durante el encuentro, el gremio y el sector empresarial acordaron establecer una cláusula de revisión durante abril del 2022, para evaluar los posibles aumentos inflacionarios y su consecuente impacto en el poder adquisitivo de los trabajadores salineros.