En tanto se espera una solución definitiva a los problemas de la cadena de venta de electrodomésticos Garbarino, la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) informó hoy que realizó gestiones ante funcionarios de la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (AGIP) y logró que se puedan pagar salarios.

Sucede que en función de la situación por la que atraviesa la empresa, el gremio mercantil consiguió que el organismo destrabe fondos que el organismo retiene por operaciones que se realizan en esa jurisdicción.

El titular de la entidad, Armando Cavalieri, resaltó: “Comenzamos esta gestión a partir de la situación la empresa y sus trabajadores, y pudimos lograr que se liberen más de 225 millones de pesos, que serán destinados a pago de salarios adeudados”.

En ese sentido, el titular de la FAECYS destacó “la buena predisposición del organismo del Gobierno de la Ciudad, que significa una gran ayuda para los trabajadores y sus familias para transitar esta difícil situación”.

A la espera de una solución definitiva, Comercio logró que el Gobierno de la Ciudad libere fondos para el pago de salarios en Garbarino

Cómo sigue la situación de la cadena

Ante este complejo escenario, Carlos Rosales, actual dueño de la mayor cadena de electrodomésticos de la Argentina, decidió jugarse una nueva carta recurriendo a las autoridades nacionales para intentar obtener fondos del Estado que le permitan encarar un proceso de normalización de sus cuentas.

El también pro tesorero del club San Lorenzo de Almagro y propietario del grupo asegurador Prof, habría mantenido un encuentro con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, en busca de esos fondos frescos.

Voceros cercanos al empresario no pudieron confirmar la versión aunque admitieron que hubo una reunión entre ejecutivos de Garbarino y el funcionario con el objetivo de solicitar auxilio financiero en el marco de las diferentes gestiones que la compañía viene llevando a cabo para sortear el ahogo financiero que atraviesa, producto de las deudas millonarias que acarrea desde hace varios años, agravadas por las restricciones a la circulación de abril y mayo pasados.

Según las fuentes, en el encuentro se le actualizó al Ministro el estado de situación de la compañía y los planes a futuro para mantener las operaciones y retomar las ventas.

También se le solicitó acompañamiento y apoyo financiero para sortear la compleja situación a partir de una propuesta que ahora está en manos de Kulfas, quien la deberá evaluar y dar una respuesta defintiva en las próximas semanas.

Cabe destacar que el Estado ya le transfirió desde noviembre de 2020 a junio de 2021 más de 239 millones de pesos a Garbarino, Garbarino Viajes y Compumundo, en concepto de ayuda para pagar los salarios a través del Repro.