La CGT, la CTA de los Trabajadores que lidera Hugo Yasky, la Unión Industrial Argentina (UIA) y las cámaras patronales convinieron este martes un aumento del 35 por ciento sobre el actual salario mínimo, vital y móvil en siete tramos, por lo que ese ingreso se elevará desde febrero próximo a poco más de 29 mil pesos, informaron fuentes oficiales y gremiales.

Sindicalistas de ambas centrales y el sector empresario acordaron el pago de un 9 por ciento en abril, 4 en mayo, 4 en junio, 3 en julio, 5 en septiembre, 5 en noviembre y un 5 por ciento final en febrero de 2022, lo que incluyó una cláusula de revisión en septiembre.

La Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA) que lideran el visitador médico Ricardo Peidro, el estatal Hugo Godoy y la universitaria Claudia Baigorria se abstuvo de votar el acuerdo final.

El nuevo salario mínimo, vital y móvil comenzará a ser abonado con un aumento del 9 por ciento retroactivo al 1° de abril último y alcanzará los 29.160 pesos en febrero próximo.

El acuerdo fue consecuencia del voto favorable de la CTA de Yasky, de la CGT que colideran Héctor Daer y Carlos Acuña, de la UIA y de varias cámaras empresarias.