Los primeros días del mes, desde el PRO presentaron un proyecto para eliminar la indemnización por despido para ir hacia un sistema de seguros, como utiliza el gremio de la construcción. La iniciativa fue apoyada por el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, antes de las PASO. Ahora, el senador radical Martín Lousteau presentó una nueva versión de la propuesta, con algunas modificaciones.

Así, la presentación del referente de Evolución, propone crear un fondo nacional de cese laboral mediante el cual el trabajador despedido cobraría un seguro equivalente a un sueldo por un año trabajado. La diferencia con el anterior presentado por la alianza opositora es que alcanza a la totalidad de los trabajadores en relación de dependencia, los nuevos contratos y los vigentes. Así, aseguran que “mejora” a su antecesor.

El dirigente del "ala radical" cambiemita y exministro de Economía propone crear un fondo nacional de cese laboral mediante el cual el trabajador despedido cobraría un seguro equivalente a un sueldo por un año trabajado. Entre los fundamentos, se busca "disminuir la informalidad laboral" y "agilizar el cobro de los trabajadores y evitar litigios"

Otra de las diferencias es que en el proyecto presentado por el diputado fueguino Héctor “Tito” Stefani, el seguro de desempleo queda a cargo de un ente autárquico, como el Banco Central. Y en el proyecto de Lousteau se lo ubica dentro de ANSES, por lo que seguiría dentro de la caja del Estado y bajo la órbita de un funcionario del gobierno de turno. 

El proyecto

Vale mencionar que el nuevo proyecto de creación del Fondo Nacional de Cese Laboral ingresó al Senado el día 2 de septiembre. El día 6 fue girado a las comisiones de Trabajo y de Presupuesto. El 10 de septiembre sumó su firma al proyecto la senadora Guadalupe Tagliaferri.

Un detalle a mencionar en la comparación entre una y otra propuesta es el tenor semántico. Desde lo discursivo, plantear la iniciativa como un “seguro de garantía” o como un “fondo nacional solidario” no tiene el mismo impacto. Allí hay un esfuerzo por Lousteau en suavizar la carga simbólica que supone reemplazar un derecho histórico como la indemnización por despido por un sistema alternativo.

El proyecto propone la creación del Fondo Nacional de Cese Laboral, "en el ámbito de la Administración Nacional de la Seguridad Social o la que en un futuro la reemplace, con el objeto de reemplazar paulatinamente todas las indemnizaciones por extinción del contrato de trabajo previstas por el Título XII de la Ley de Contrato de Trabajo N° 20.744 y sus modificaciones".

En su artículo tercero, el proyecto establece que "El Fondo será de carácter solidario, en el cual la parte empleadora hará un aporte mensual por cada trabajador o trabajadora con el fin de garantizar las sumas de dinero que deberán percibir en ocasión del cese de su relación laboral, reemplazando a la parte empleadora en su obligación".

El Fondo de Cese Laboral "se integrará por un aporte mensual obligatorio por cada trabajador o trabajadora a cargo de la parte empleadora, el cual se realizará desde el momento en el que se da inicio a la relación laboral", señala el artículo 4º. En el 5°, se define que el aporte obligatorio "no podrá exceder del 12% de la remuneración mensual bruta durante el primer año y del 8% para los años subsiguientes".

Asimismo, en el artículo 6 se aclara que "el aporte previsto por este artículo no se practicará sobre las sumas correspondientes al sueldo anual complementario, recargos legales
sobre horas suplementarias, indemnizaciones de cualquier naturaleza o cualquier otra suma no remunerativa".

En tanto, en los incisos 8 y 9 se establece que "Los fondos líquidos disponibles dentro del Fondo Nacional de Cese Laboral deberán ser invertidos en cualquier instrumento de bajo riesgo que garantice la liquidez y procuren preservar el capital invertido". Y se aclara: "Se encuentra prohibida la privatización de los fondos que integran el Fondo Nacional de Cese Laboral".

Cabe señalar que desde hace meses, un grupo de empresarios, con el respaldo del titular de la Unión Industrial Argentina (UIA) Daniel Funes de Rioja, vienen militando insistentemente la idea de reemplazar las indemnizaciones laborales por un seguro de desempleo.