El Ministerio de Trabajo de la Nación presentó su informe estadístico mensual, la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), cuyos resultados demuestran una caída en las suspensiones laborales y una reactivación en el mercado de trabajo. “Las desvinculaciones se mantuvieron en un nivel históricamente bajo”, afirma el estudio.

Asimismo, el informe detalla que las suspensiones han funcionado como uno de los mecanismos de ajuste del empleo asalariado registrado desde que se hizo sentir el impacto de la pandemia en la economía. Pero, sin embargo, “se observa una reducción permanente desde el pico máximo registrado en mayo de 2020”.

Por otro lado, la investigación afirma que el 16% de las empresas aplicaron suspensiones en lo que va de la pandemia, cifra que ha duplicado los valores históricos.

Con respecto al mes de octubre, se resalta que el 4,8% del empleo registrado del sector privado se encontraba suspendido. Esta incidencia de las suspensiones, aun mostrando un descenso respecto de los meses anteriores, continúa en valores elevados en relación a la serie histórica.

Para finalizar, el informe destaca que continúa la mejora en las expectativas de las empresas en relación a los meses anteriores, mostrando por primera vez desde el inicio de la pandemia un valor positivo de las expectativas netas de aumento de personal (1,1%). “Este indicador resulta de la diferencia entre la proporción de empresas que esperan aumentar sus dotaciones y aquellas que esperan disminuirla”, concluye el estudio.