En el marco de la discusión paritaria, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y el ministro de Trabajo de Río Negro, Jorge Stopiello, retomó las comunicaciones este jueves, por lo que, desde el sindicato decidió levantar los cortes de ruta pero mantuvieron el paro hasta la medianoche. “Esta comunicación nos parece un gesto de buena voluntad del Gobierno que debe ser correspondido con otro de nuestra parte”, evaluó el referente gremial y secretario adjunto de ATE Nacional, Rodolfo Aguiar

Tweet de Rodolfo Aguiar

ATE había comenzado la segunda jornada de paro en toda la administración pública con una protesta sobre los puentes que unen Cipolletti y Neuquén y en la sede del Concejo de la Función Pública en Viedma, bloqueando todos sus ingresos. La decisión fue adoptada por las asambleas del gremio que resolvieron intensificar el plan de lucha ante la incomunicación oficial. La adhesión al paro fue total y multitudinaria las movilizaciones en las ciudades de Roca, Bariloche y Viedma, lo que expresó el descontento de los agentes públicos con su situación salarial.

Durante el jueves los 716 establecimientos escolares utilizaron sin funcionar, los hospitales públicos atendieron sólo urgencias impostergables en guardias y los servicios de IPROSS prácticamente paralizados. La huelga alcanzó a los centros asistenciales de niños, adolescentes y adultos mayores de la SeNAF y el Ministerio de Desarrollo Humano, donde únicamente se garantizó una atención excepcional.

El reclamo de ATE

ATE reclama una propuesta salarial que contempla un mayor impacto porcentual en los haberes de marzo, plazos más cortos para la liquidación de la pauta semestral y medidas antinflacionarias adicionales. Además, el pago de todas las recategorizaciones adeudadas, incremento del valor de las horas suplementarias y el reconocimiento del adicional de movilidad para porteros de escuela, aumento del valor del punto de guardia, reconocimiento de la Ley de Insalubridad y un régimen de jubilación anticipada para el personal hospitalario, y plus por calefacción para los agentes de la Línea Sur, Bariloche y El Bolsón.