En diálogo con el diario Crónica, el número dos de Camioneros desnudó el plan de ajuste que pretende llevar adelante el Jefe de Gobierno porteño en la recolección de residuos de la Ciudad de Buenos Aires, que consiste en reducir los haberes de los recolectores al recortar dos de sus días laborales.

“Estos compañeros sacrificaron sus vidas desde el día uno de la pandemia y, en vez de premiarlos, les quiere sacar plata. Bajo ninguna circunstancia se aceptará ningún cambio a la forma de trabajo de los compañeros de la recolección de residuos en Capital Federal”, apuntó Pablo Moyano.

El ajuste que pretende la gestión de Rodríguez Larreta implica una quita de hasta $20.000 por chofer y unos $18.000 por barrendero y por recolector de residuos. En tanto, el líder camionero señaló que el argumento esgrimido por el Gobierno porteño consiste en la quita de coparticipación nacional que se derivó a la Provincia de Buenos Aires. “La excusa es la quita en la coparticipación nacional, por eso quiere ajustar distintas actividades, una de esas la recolección de residuos, que alcanza a unos 10.000 trabajadores que están en la calle de lunes a lunes”, agregó.

Asimismo, Moyano aseguró que “se empezarán a tomar medidas contra el Gobierno de la Ciudad si continúan con el intento de modificar el modo de la Recolección de Residuos, o en cualquier intento de perjudicar el bolsillo del trabajador”.

En esta sintonía, dijo que el gremio declaró el estado de alerta y movilización, y no descartan realizar un paro si continúa el plan de ajuste, pero primero buscarán una reunión con los funcionarios porteños. “El convenio colectivo nuestro marca que la recolección se tiene que hacer caminando, y no corriendo como la hacen. Por eso no se descarta trabajar a reglamento con descanso por 15 minutos por hora, como marca el estatuto”, añadió.