El Gobierno nacional constituyó que este mes abonará un bono extraordinario de $ 6.000 a 4,6 millones de jubilados, jubiladas, pensionados y pensionadas que percibieron el haber mínimo, así como a titulares de pensiones no contributivas, como una forma de fortalecer sus ingresos ante la suba de precios de los alimentos registrados en las ultimas semanas.

La medida alcanza a personas destinatarias de jubilaciones y pensiones del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), Pensiones No Contributivas y Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) que tienen ingresos previsionales menores a $ 38.630.

" Buscando recomponer el ingreso de los jubilados y las jubiladas, además del aumento que trimestralmente recibimos, hemos dispuesto un bono especial de 6.000 pesos ", anunció el presidente, Alberto Fernández, a través de un video en su cuenta en la red social Twitter luego de una reunión que mantuvo en su despacho de la Casa Rosada con la titular de la Administración Federal de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta.

Cómo será el pago del bono

El bono, que se pagará los días hábiles corridos según terminación de DNI a partir del 18 de abril, será de 6.000 pesos para jubilados, jubiladas, pensionados y pensionadas que perciban ingresos hasta un haber mínimo, equivalente a 32.630 pesos , mientras que quienes tengan ingresos entre esa cifra y 38.630 pesos recibirán la diferencia hasta completar el haber tope.

De este modo, el cronograma de pagos fijos que los documentos terminados en 0 cobrarán el lunes 18 de abril; los terminados en 1, el martes 19 de abril; los terminados en 2, el miércoles 20 de abril; los terminados en 3, el jueves 21 de abril; los terminados en 4, el viernes 22 de abril; los terminados en 5, el lunes 25 de abril; los terminados en 6, el martes 26 de abril; los terminados en 7, el miércoles 27 de abril; los terminados en 8, el jueves 28 de abril; y los terminados en 9, el viernes 29 de abril.

" Para percibir el bono no es necesario realizar ningún tipo de trámite, ya que será depositado en la fecha indicada de forma automática y en la misma cuenta donde periódicamente cada jubilada y jubilado cobra sus haberes", aseguró Anses en un comunicado.

El Gobierno ya había recurrido al otorgamiento de bonos extraordinarios para jubilados y pensionados de menores haberes en 2019, 2020 y 2021.

Puntualmente, otorgaron dos bonos de $5.000 en diciembre de 2019 y enero de 2020 para las jubilaciones mínimas y otro de $3.000 en abril de ese año para los haberes en iguales condiciones; mientras que en abril y mayo de 2021 se dieron bonos de $1.500 para jubilaciones de hasta $30.856, en aquel entonces equivalentes a 1,5 jubilaciones mínimas.

En agosto de 2021 dio un bono de $5.000 y, finalmente, en diciembre de 2021, los jubilados que cobraron hasta dos jubilaciones mínimas ($37.062) percibieron hasta $8.000 .

De acuerdo con la ley de Movilidad Jubilatoria -sancionada en 2020 en reemplazo a la establecida durante el gobierno de Mauricio Macri- los ajustes en las jubilaciones son trimestrales en base a la combinación en partes iguales de la evolución de la recaudación previsional y de los salarios establecidos en la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

Para el trimestre diciembre 2021-febrero 2022, el aumento fue de 12,11% y la inflación acumulada en el mismo período fue del 12,9%, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), con subas del 3,9 % en enero y el 4,7% en febrero.

Sin embargo, el segmento de Alimentos y bebidas, la división de mayor incidencia en el IPC, marcó una suba de 7,5% en febrero, 2,6 puntos porcentuales por encima del registro anterior y el dato más alto de la serie que inició Indec en 2016.

El pasado 10 de febrero se anunció un nuevo aumento para jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares y universales del 12,28% para el trimestre de marzo-mayo, de forma que el mínimo para jubilados quedó fijado en $32.630,4.

" Si se comparan los índices de movilidad con la fórmula anterior y los resultados de la aplicación de la ley actual, se observa un mejor desempeño de la norma reciente . La actualización jubilatoria, en caso de haber mantenido la fórmula votada a finales de 2017 ( 70% inflación 70% y 30% salarios) hubiera sumado 49,6% en 2021 y 9,9% en marzo de 2022”, señaló un informe del Centro de Economía Argentina (CEPA).