En el marco de una entrevista con el diario Crónica, Daniel Arroyo, titular de la cartera de Desarrollo Social, habló sobre el 2020 -año signado por la irrupción del Coronavirus- y aseguró que se llevó adelante una gran cobertura en materia de asistencia alimentaria destinada a 11 millones de personas. “Ejecutamos 240.000 millones de pesos de los 84.000 millones pensados inicialmente. Esto tuvo que ver con lo alimentario y después hubo un giro al lado del trabajo. El Estado amortiguó la caída. La UCA marcó 10,1% de indigencia al tercer trimestre. Si no estaban las políticas habría sido del 27,9% Desde abril a junio la economía cayó 19 puntos, se desplomó; la pobreza subió al 47%”, detalló. A modo de balance del 2020, el funcionario declaró: “Todos terminamos muy cansados pero con fuerzas para pensar la reconstrucción y el trabajo. La Argentina es una sociedad sana y que le puso el cuerpo a una situación inédita. La gente está cansada internamente pero satisfecha. Estuvimos a la altura”.

De cara al 2021, Arroyo aseguró que el presupuesto será un 50% trabajo y el otro 50% asistencia social. Además, detalló que se planeó la creación de 300.000 puestos de trabajo; la urbanización de 400 barios por año, y la creación de 800 jardines de infantes. Sin embargo, sostuvo que el presupuesto “está pensado sin pandemia, pero si hay cierre de actividades vamos a tomar medidas excepcionales”. De este modo, el Ministro no descartó que el Estado vuelva a volcar la ayuda necesaria si es que se genera un rebrote o un cese de actividades. “El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) llegó a 9 millones de personas sobre un total de 16 millones de familias. Una parte ya volvió al trabajo, otra no. A modo de ejemplo, en América Latina hay rebrotes por ciudades, por zonas. Hay que pensarlo muy bien, pero claramente el Estado va a volcar la ayuda necesaria”, admitió.

En esta sintonía, el Ministro afirmó que “la red social que tiene Argentina no la tiene nadie”, y agregó: “Hoy llegamos con el IFE a 9 millones de personas; con la Tarjeta Alimentar a 1,5 millón de familias (que son seis millones de personas), y la Asignación Universal por Hijo (AUH) cubre 4 millones de chicos”.

Para concluir, el titular de Desarrollo aseguró que se pondrán en marcha un conjunto de políticas específicas para encarar la vuelta a clases: “Vamos a trabajar con las cooperativas de emprendedores para tener guardapolvos para el inicio de clases. También con los kits escolares, como las mochilas y los útiles. Son un conjunto de acciones para acompañar la vuelta a la escuela”. En tanto, consultado sobre la vuelta a las clases presenciales, Arroyo sostuvo que “es clave el volver a la presencialidad”, ya que la escuela “es la organizadora del funcionamiento y además crea cultura del trabajo”. Sin embargo, afirmó que “el retorno (a las aulas) lo marcarán las condiciones sanitarias”.