Finalmente, este jueves se tratará la Ley de Cupo e Inclusión Laboral Travesti Trans “Diana Sacayán – Lohana Berkins” en la Sesión Especial convocada en la Cámara de Diputados de la Nación.

La norma establece un conjunto de políticas públicas que contempla un cupo laboral travesti trans del 1% en el ámbito público, incentivos para contratar personas travestis y trans en el ámbito privado, y créditos a tasa preferencial para emprendimientos travestis trans.

La diputada Gabriela Estévez, autora del proyecto que había sido presentado en tres oportunidades (2016, 2018 y 2020) con el apoyo de la Liga LGBTIQ+ de las Provincias y la Convocatoria Federal Trans y Travesti Argentina, aseguró en la previa que “la expectativa de vida de las personas travestis y trans en nuestro país es de entre 35 y 40 años de edad, como consecuencia de la vulneración histórica de sus derechos humanos, siendo su exclusión del mercado laboral formal uno de sus capítulos principales”.

Nueve de cada diez personas travestis y trans no cuentan con trabajo registrado, lo que condena a la mayoría de ellas al trabajo sexual, exponiendo así su salud integral y hasta su propia vida”, explicó Estévez.

“Este proyecto parte del reconocimiento de esa discriminación y violencia estructural, así como del entendimiento de que el trabajo es un ordenador de la vida y un multiplicador de derechos. El trabajo registrado nos permite, por ejemplo, contar con una obra social y con un recibo de sueldo para poder alquilar, así como con aportes jubilatorios para tener una vejez digna. Todos estos derechos han sido negados históricamente al colectivo travesti trans”, argumentó la diputada.

“Mi deseo es que las travestis y mujeres trans puedan desarrollar su propio proyecto sin verse obligadas a migrar a las grandes ciudades para prostituirse, que los varones trans ya no tengan que vivir sus identidades en la clandestinidad para acceder a trabajos precarios, y, sobre todo, que las infancias trans del presente puedan tener garantizado un futuro con mucho amor y ciudadanía plena”, destacó la representante cordobesa del Frente de Todos.

La situación del colectivo ha empeorado notablemente durante la pandemia por el covid-19. "Es urgente acompañar y convertir en efectivo el acceso del colectivo travesti y trans a empleos formales, a una calidad de vida más digna. Es menester comenzar a caminar la reparación de vidas que merecen ser vivibles", advirtieron desde las organizaciones que esperan con gran expectativa el tratamiento legislativo de este jueves.

La Ley de Cupo e Inclusión Laboral Travesti Trans, señalaron desde las organizaciones, cuenta con el acompañamiento de más de 250 colectivos en todo el país, con una construcción colectiva y fundamentalmente federal. De aprobarse, "esta Ley sería el corolario de una política pública que se ha expandido en los últimos años".

Actualmente, el cupo ya fue decretado para la Administración Pública Nacional y el Senado. También con leyes de cupo y/o inclusión laboral travesti trans las provincias de Buenos Aires, Chubut, Río Negro, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa, así como con ordenanzas de este tipo en más de 50 municipios de todo el país.  

“Este es un hecho histórico y un logro colectivo que se refleja en la lucha incansable de miles de compañeres en todo el país. Ya no podemos esperar más, necesitamos que se reconozca e instrumente nuestro derecho de acceder a un trabajo formal, muchas de nuestras vidas dependen de esto”, afirmó Thiago Galván, secretario de Identidades Travestis, Trans y No Binarias de la Liga LGBTIQ+ de las Provincias.

La discriminación laboral que sufrimos las personas travestís y trans es estructural; no solo dependen de las crisis internacionales o las malas políticas económicas. Sino también de los años de violencia y exclusión por parte del Estado que legitimó prácticas que están arraigadas en el plano de la cultura, donde aún no se nos ve como sujetas productoras de fuerza de trabajo en diferentes ámbitos. Es imperioso desde el Estado, revertir, reparar y transformar la vida de cada une de nosotras, entendiendo que el trabajo es un eje ordenador de la vida de las personas. Esto nos permitirá proyectar una vida digna en igualdad de condiciones”, exhortó Claudia Vásquez Haro, Presidenta de la Convocatoria Federal Travesti y Trans Argentina.