La pandemia de coronavirus empeoró la situación de muchas personas que hoy recurren a comedores y necesitan de la colaboración de toda la comunidad. Bajo esa premisa, el Sindicato Único de Empleados de la industria de la Pirotecnia y Afines (S.U.E.I.P.A) que conduce Guillermo Cantatore entregó en las últimas horas mercadería en el centro comunitario "Mis 7 soles" de Wilde, partido de Avellaneda, donde asisten a más de 80 chicos y chicas del barrio todos los días.

El S.U.E.I.P.A articula la ayuda mediante el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires. A través de Aníbal Rucci, asesor de ese organismo, el sindicato coordina la entrega de la mercadería en instituciones.

“La idea es que los merenderos se transformen en otra cosa; espacios para otras actividades. Que los chicos coman en la casa con los padres, que trabajando puedan comprar todo lo que necesiten. Pero entendemos que en esta emergencia debemos colaborar de esta manera”, explica Cantatore. 

“Esto ya lo hacemos hace bastante tiempo con compañeros de distintos sindicatos. Nos bajan esta mercadería para que nosotros podamos entregar en mano en los comedores, armando bolsones”, indica el dirigente.

“A veces van los nenes más chiquitos, pero no asisten sus hermanos adolescentes por vergüenza. Por eso también entregamos en otros puntos de los barrios. La idea es llegar a todos lo que lo necesiten”, añade el secretario general del S.U.E.I.P.A y también integrante del Frente Sindical que conducen Hugo y Pablo Moyano.

Sindicato de la Pirotecnia