Los trabajadores de la salud nucleados en ATE-Capital Federal denunciaron el despido encubierto de casi 1.800 enfermeros y técnicos por parte del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Se trata de personal que fue contratado para desempeñarse en las postas de vacunación y en las Unidades Febriles de Emergencia (UFE), entre otras áreas disputas en medio de la pandemia del COVID-19.

En diálogo con Data Gremial, el dirigente gremial de ATE-Salud en el Hospital Durand, Héctor Ortiz, señaló que el Gobierno porteño por medio del Ministerio de Salud viene llevando adelante desde el año pasado un plan sistemático de despidos encubiertos. "Es lo que vienen haciendo desde el año pasado, vienen despidiendo a los contratados que fueron alrededor de 3 mil y solo llamaron a concurso a 1.200. Alrededor de 1.800 familias quedarán sin trabajo y la verdad es terrible", denunció.

"Están cayendo listas en los hospitales, las UFES están programados a cerrar como las postas de vacunación. Es una vergüenza como les pagan a todo los que acompañaron la pandemia y el pago es la calle, la falta de reconocimiento y malos salarios", expresó el dirigente en diálogo con este medio.

Según relató Ortiz, desde el Gobierno de Larreta "consideran que la pandemia terminó y que no necesitamos personal en los hospitales". "Eso mentira porque enfermería es un recurso escaso. En hospitales hay servicios que no están abiertos porque no tienen personal", agregó.

"Lo que quieren es que la salud sea privada seguir achicando el presupuesto de salud está por debajo del 15 por ciento y antes era del 23 por ciento", completó.

Estado de alerta ante los despidos en Salud de Larreta

En octubre pasado, ATE había denunciado la primera ola de despedidos de enfermeros y enfermeras en el Hospital Durand y expusieron sobre la situación de los 2 mil trabajadores que fueron contratados durante la emergencia sanitaria declarada por el Covid-19. Pocos meses antes, también un grupo de enfermeros había decidido renunciar a su trabajo en ese centro de salud porteño por las malas condiciones laborales y los bajos salarios.  

Ortiz anunció para esta semana reuniones de delegados y asambleas de trabajadores para analizar los pasos a seguir ante este conflicto, por lo que no se descarta un paro con movilización, donde también se sumará el reclamo salarial de los trabajadores de la salud de la Ciudad.