El Congreso Nacional de la CGT comenzó a debatir la renovación de autoridades por otros cuatro años, luego de la prórroga del mandato dispuesta en su momento por el Ministerio de Trabajo ante la irrupción de la pandemia de coronavirus, en medio de febriles negociaciones intersectoriales para determinar su integración.

La Comisión de Poderes de la CGT emitió a media mañana su despacho y aseguró que el encuentro de renovación de autoridades en Parque Norte acreditó a 1.330 delegados, lo que representa el 78% de los congresales totales. Los integrantes de ese cuerpo señalaron que existe quórum suficiente para sesionar y señalaron que participan delegados congresales de 151 organizaciones sindicales confederadas en la CGT sobre un total de 215, lo que equivale al 70,23%.

Los principales dirigentes gremiales de los sindicatos de servicios, industriales y del transporte negocian de forma febril la integración de la nómina final de la conducción para el período 2021-25, aunque los voceros consultados confiaron que otra vez "se impondrá la figura de un triunvirato para lograr la unidad".

"Es preciso contener a todos los sectores del movimiento obrero en el contexto de una unidad integral, en especial ante el difícil momento de la vida nacional", plantearon.

Según las fuentes sindicales, la negociación original contemplaba la integración del nuevo triunvirato con la reelección de Daer por los gremios de servicios, Antonio Caló por los industriales y Pablo Moyano por el sector del transporte. Sin embargo, en los últimos días comenzó a tallar fuerte la figura del gastronómico Luis Barrionuevo, quien en las negociaciones de último momento -señalaron esas mismas fuentes- "prácticamente impuso la continuidad en el triunvirato del estacionero Carlos Acuña", por lo que "de manera indefectible y para garantizar la unidad seguro será desplazado Caló".

El raid de encuentros de último momento dejó como principal conclusión la negativa de los “gordos” y los “independientes” de buen diálogo con todos los gobiernos a modificar el esquema de trío con Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (estaciones de servicio) y un moyanista. Si no es Pablo Moyano, será Omar "Manguera" Pérez.

El hijo de Hugo Moyano avisó que no asistirá presencialmente a Parque Norte porque se despertó este jueves con fiebre y teme que pueda ser Covid-19. Según informaron fuentes gremiales, Pablo Moyano participará de las reuniones de manera virtual.

Lo que no está en discusión es la continuidad en la secretaría adjunta del estatal Andrés Rodríguez (UPCN), del constructor Gerardo Martínez (UOCRA) en Relaciones Internacionales y del docente (UDA) Sergio Romero en la de Políticas Educativas. También se descuenta que José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Julio Piumato (UPCN, Judiciales) volverán a ser elegidos al frente de Acción Social y de Derechos Humanos.

Las negociaciones se retomaron con otro encuentro de mesa chica para determinar y consensuar quién ocupará la estratégica secretaría Gremial -tercera en importancia luego del triunvirato y la Adjunta-, que está vacante desde la ruptura de la CGT y la renuncia a ese cargo del camionero Pablo Moyano. Todo indica que será el premio consuelo para Caló o Acuña, para cualquiera de los dos que se quede afuera del triunvirato. Tampoco se descarta que si el camionero Omar Pérez va a la conducción colegiada, vuelva a manos de Pablo Moyano.

Las fuentes señalaron que el titular del sindicato La Fraternidad, Omar Maturano (conductores de trenes), dejaría el cargo en el consejo directivo para que lo ocupe su hijo Sebastián, referente de la Juventud Sindical Peronista, y otro tanto ocurrirá con el mercantil Armando Cavalieri, quien será reemplazado por el adjunto de la Federación de Comercio (Faecys), José González. En la negociación, el dirigente mercantil logró incorporar al nuevo consejo directivo otro cargo, que ocupará la adjunta del gremio platense, Romina Santana.

Otro que sumará una silla importante será el mecánico Mario Manrique, del Smata, que se sumará a la cúpula de la CGT luego del distanciamiento de Ricardo Pignanelli. En cuanto a la secretaría de Hacienda de la CGT, la Federación de Panaderos reclama la continuidad en el cargo de Gastón Frutos, hijo del histórico dirigente de la actividad Abel Frutos, fallecido en septiembre de 2020.