La Corte Suprema de Justicia dejó firmes las condenas por el caso de la imprenta Ciccone Calcográfica tras declarar como inadmisible el recurso de queja que presentó la defensa de Amado Boudou.

Tras conocerse este injusto fallo, los repudios no tardaron en llegar. “El fallo es aberrante desde el punto de vista jurídico, pero demuestra que el gobierno de los ricos y para los ricos dejó el huevo de la serpiente”, sostuvo Hugo Yasky en declaraciones de prensa.

“Al gobierno anterior lo sacamos con los votos populares y éste es un problema que el pueblo tendría que resolver. Creo que la inmensa mayoría sabe, olfatea, huele, que en este aparato judicial se está pudriendo algo que es el concepto de la justicia independiente, que se está perdiendo”, apuntó duramente.

Asimismo, el líder de la CTA de los Trabajadores relacionó este fallo con el turbio manejo de la Justicia durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri. De este modo, Yasky afirmó que las redes que dejó Macri en la Justicia “siguen operando” y agregó: “No tengo dudas de que hay lazos vinculantes, sino que además hay subordinación a lo que decide esta casta dominante que de alguna manera tiene el rostro de Mauricio Macri aunque no es el único”.

“Esta es un justicia clasista que está pensada para asegurarle a una clase dominante la mantención de sus privilegios”, concluyó el dirigente gremial.