Cooperativas y organizaciones sociales nucleadas en el Frente Barrial de la CTA de los Trabajadores realizaron esta mañana un "panazo nacional" contra los "monopolios molineros" ante el alza del precio de los productos derivados de la harina.

La protesta comenzó a las 10 en la estación de trenes de Retiro, donde el kilo de pan se vendía a 150 pesos, con la presencia del secretario general de la CTA y diputado del Frente de Todos (FdT) Hugo Yasky.

"Los cuatro vivos que quieren enriquecerse a costa del hambre de las familias argentinas quieren esconder la harina para exportarla 'libremente'. Por eso rechazan la conformación de un fideicomiso", denunció el Frente Barrial de la CTA a través de un comunicado.

Tweet de FM La Patriada

En el documento se aseveró que, "para los sectores populares, es imprescindible desligar el precio interno de los alimentos básicos del precio internacional, y eso sólo es posible con la intervención decidida del Estado con todo el peso de la ley".

"No podemos esperar nada de la voluntad de las clases dominantes. Primero es necesario cuidar el pan de nuestra mesa y luego favorecer las exportaciones", concluyó la organización en su convocatoria.

Yasky afirmó que no se puede "entregar el país" 

En tanto Yasky advirtió que en el oficialismo "todos" coinciden en que no se puede "entregar el país" a quienes "llevaron al desastre del hambre, la pérdida de puestos de trabajo y la deuda externa", en referencia a la gestión de Cambiemos.

"Todos coincidimos en que no podemos volver a entregar el país a los que nos llevaron al desastre del hambre, la pérdida de puestos de trabajo y la deuda externa", sostuvo Yasky, en declaraciones a Radio Nacional, sobre las posturas coincidentes en el Frente de Todos.

El referente sindical destacó que en el plenario del PJ realizado el fin de semana último en Mendoza los dirigentes que representan todas las vertientes del FdT coincidieron en que "hay futuro para el 2023", de cara a las elecciones presidenciales. Y puso de relieve además la "muestra de unidad" de los sectores que participaron de ese encuentro, donde se reafirmó "la necesidad de una apertura" hacia los disidentes.