A pesar del incremento de casos positivos de Coronavirus y de los rumores por la segunda ola, funcionarios del Gobierno de CABA se reunieron la semana pasada con los gremios docentes para hacer un balance sobre el primer mes desde la vuelta a clases presenciales, y aseguraron que están dadas las condiciones para flexibilizar los protocolos sanitarios en las escuelas, sin tener en cuenta la evolución de los contagios: el dos de marzo hubo un promedio de 657 casos, a la semana siguiente se registraron 720, mientras que el pasado martes subieron a 856.

Luego de que la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, dijera que desde la Ciudad pretenden implementar una mayor presencialidad en las escuelas y flexibilizar los protocolos, el Ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, advirtió que desde el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta no le han notificado dicha iniciativa. “No hubo ninguna notificación por parte del Gobierno de la Ciudad de su voluntad de modificar los protocolos. Yo le pedí a la secretaria del Consejo Federal de Educación que se comunique con la Ciudad, a lo que le plantearon que hubo un error de comunicación”, sostuvo.

Además, el funcionario criticó a la administración porteña por su lento ritmo de vacunación y la comparó con las demás provincias. "Es la que, quizás, menos avanzó", afirmó.

En tanto, Trotta no se mostró interesado en flexibilizar los protocolos en las escuelas y declaró: “Si la realidad epidemiológica mejora con el tiempo, se va a poder analizar tomar algunas decisiones, pero estamos en una situación de sostener todos los cuidados".

Por otro lado, el ministro se refirió a la relación del Gobierno porteño con los gremios docentes y afirmó que existe “una falta de diálogo del Gobierno de la Ciudad con las organizaciones docentes y eso nunca es positivo”, al tiempo que planteó la necesidad de “clarificar, a partir del diálogo, distintas complejidades que puede tener la Ciudad porque también es real que la Ciudad tiene una característica propia, tiene un nivel de trabajadores de sanidad superior a otras jurisdicciones y eso también implicaba que lo primero que tenemos que proteger son los trabajadores de la salud”.

“Es fundamental que el gobierno de la Ciudad cambie esa matriz que está en la agenda educativa, ha estado muy presente en Cambiemos, de generar conflictos muchas veces innecesarios y tratar de generar espacios de diálogo con todos los actores del sistema educativo”, concluyó el titular de la cartera educativa.