Roberto Fernández, titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), emitió un comunicado en donde reclama que el Gobierno nacional disponga una mesa de diálogo con el objetivo de “solucionar la falta de pago de salarios a miles de trabajadores de combis”.

En el escrito, el gremio anunció el estado de alerta y movilización y declaró: “Ponemos en conocimiento de los trabajadores y a la opinión pública, que no hemos tenido ninguna respuesta a los reclamos formulados a los funcionarios del ministerio de Transporte por los salarios de los choferes de combis y así vemos que el sector va camino a desaparecer”.

Asimismo, la UTA exige “no solo el mayor de los aportes de parte de los empresarios, sino una respuesta seria, acorde, indispensable y urgente” y pide “no mirar a un costado cuando existen 15.000 trabajadores que no pueden cobrar sus sueldos y padecen un destino de abandono y miseria”.

Además, se enfatiza en que el Estado tiene el compromiso de establecer una mesa de diálogo para determinar cómo se procede, y de “realizar todos los esfuerzos posibles a su alcance para asistir y auxiliar un sector con destino a desaparecer, de muchos trabajadores, de pequeñas empresas y grandes necesidades, que de un tiempo a esta parte ve un retroceso y un destino preocupante en la precariedad y la marginalidad”.

“Los trabajadores de las combis y de turismo no resistimos más, protestamos y nos manifestaremos porque si bien tenemos temor al coronavirus, más temor nos genera no tener para llenar un plato de comida en la mesa de nuestras familias”, concluye la misiva.