El expresidente brasileño Luiz Inácio "Lula" da Silva, favorito en las encuestas a ganar en primera vuelta las elecciones de octubre de 2022, tendrá una agenda política, institucional y sindical durante su visita a la Argentina, que se iniciará oficialmente el próximo viernes, según informó hoy la oficina de prensa del exmandatario en San Pablo.

En ese contexto, se confirmó que el próximo sábado el exsindicalista metalúrgico tendrá un encuentro con dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA).

La jornada anterior, "Lula" se reunirá en la Casa de Gobierno con el presidente Alberto Fernández, tras lo cual recibirá el Premio Azucena Villalor, entregado a los defensores de los derechos humanos y establecido en 2003 por el expresidente Néstor Kirchner.

De acuerdo a un texto difundido por allegados a Lula, el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) participará también del acto del Día de los Derechos Humanos y el Día de la Democracia el viernes junto al jefe de Estado argentino y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"Lula" había prometido realizar un viaje a la Argentina en gratitud hacia el presidente y la vicepresidenta tras haber pasado 580 días en la prisión en la ciudad de Curitiba por una causa de corrupción que fue anulada por parcialidad de los fiscales y el exjuez Sérgio Moro.

Alberto Fernández visitó a Lula en la prisión durante su campaña electoral de 2019 y denunció internacionalmente la manipulación de la justicia para actuar con fines políticos contra el líder sindical y fundador del mayor partido de izquierdas de América Latina.

Cuando Lula ofreció su primera conferencia de prensa en marzo pasado, tras la anulación de sus procesos y condenas por parte del Supremo Tribunal Federal, agradeció al presidente Fernández por su apoyo en un momento clave como lo es una campaña electoral.

"Lula" gobernó Brasil entre 2003 y 2010 y es considerado el amplio favorito en las encuestas a vencer en primera vuelta por más de 20 puntos al presidente Jair Bolsonaro.

La visita de "Lula", de 76 años, ocurre en medio de un proceso de construcción política para su candidatura, aún no oficializada por parte del PT. Lula se encuentra conversando con el exgobernador paulista Geraldo Alckmin, del Partido de la social Democracia Brasileña (PSDB) la posible conformación de una alianza y hasta de una fórmula presidencial que represente a parte de la centroderecha conservadora.