Guillermo Bianchi, secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Mar del Plata y Zona Atlántica (SECZA), encabezó el zoom donde el embajador argentino en Cuba, Luis Ilarregui, dio una charla acerca de la situación política, social, sanitaria y económica de la isla del Caribe.

El líder de los mercantiles marplatenses estuvo acompañado por el secretario general de la CGT Regional de Mar del Plata, Miguel Guglielmoti, quien hizo una reseña sobre la unidad que debe tener la clase trabajadora, como también encontrar nuevas alternativas como el teletrabajo.

También estuvo presente el abogado Pablo Slavin, que contó como los trabajadores de la ciudad “le están haciendo frente al sistema capitalista y están capacitándose en la Universidad Popular de los trabajadores y trabajadoras de Mar del Plata y Zona Atlántica”.

Guglielmoti, Bianchi y Slavin durante el conversatorio
Guglielmoti, Bianchi y Slavin durante el conversatorio

Por su parte, Ilarregui habló sobre la situación que está atravesando aquel país tanto en lo social con las manifestaciones del 11J y aseguró que la gran mayoría de los manifestantes son jóvenes.

En ese sentido, sostuvo que están en “un tiempo de procesos nuevos”, pero no cree que el sistema cambie. Aunque dejó en claro que es la primera vez en 60 años que están atravesando una crisis sin un Castro en el poder.

Con respecto a la situación sanitaria producto del Covid-19, explicó que Cuba no estaba teniendo muchos contagios al principio, pero cuando decidieron abrir el turismo la isla recibió más de 2 millones de visitantes, y es ahí donde los casos empezaron a crecer, lo cual alertó a las autoridades de la isla.

Mercantiles marplatenses realizaron el tercer conversatorio con el embajador argentino en Cuba

Además comentó que, en su momento, el país caribeño estaba muy avanzado con la producción de su vacuna.

En ese sentido, sostuvo que las autoridades sanitarias de la isla ya se están aplicando la vacuna que se produce en ese país, la cual podrá estar disponible para Argentina luego de que la Anmat apruebe su uso.