Crece la tensión entre los sindicatos docentes y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ante el anuncio hecho por el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que establece la vuelta a clases presenciales el próximo 17 de febrero. A raíz de esto, numerosos gremios han expresado su rechazo a la propuesta y, en esa línea, Miguel Díaz, titular de la Unión de Docentes de La Provincia de Buenos Aires (Udocba), declaró: “Los padres no van a mandar a sus hijos a que este imbécil haga campaña electoral, que es lo único que le interesa”.

De este modo, Díaz cuestionó las decisiones del Gobierno porteño y aseveró que “la presencialidad completa no se puede dar, es imposible”. En referencia al marketing político que se evidencia detrás de esta decisión, el titular de UDOCBA sentenció: “Las propagandas de Larreta me dan lástima”.

Sin embargo, el referente gremial admitió que hay numerosos gobernadores que empezaron a adoptar definiciones en consonancia con el Jefe de Gobierno porteño. “Creo que están empujados por este hombre, que es Larreta. Lo del 17 de febrero es inaudito, las clases nunca empezaron en esa fecha. Los pibes no pueden aguantar esos calores”, agregó.

Por otro lado, el líder docente se refirió al comienzo del ciclo lectivo en la Provincia de Buenos Aires, establecido para el 1° de marzo, y aseguró que “es una fecha razonable”. Además, consideró “atinadas e inteligentes” las declaraciones del Gobernador Axel Kicillof, y sostuvo que “los protocolos están firmados desde octubre” para poder garantizar que se cumplan los requerimientos sanitarios con el objetivo de evitar contagios en los establecimientos educativos.

En tanto, el dirigente explicó que “la presencialidad no va a ser en todas las escuelas ni en todos los grados” y puntualizó que “las clases van a empezar para algunos chicos”.

Para concluir, Díaz se refirió a la vacunación de los docentes y sostuvo: “Las vacunas son un bien muy preciado. El Estado está mostrando voluntad para vacunar a la gente y nos parece muy importante”.