El Sindicato del Neumático (SUTNA) decretó otro paro tras el fracaso de una nueva audiencia por la revisión de la paritaria 2021 y ya son cuatro los paros generales. Las terminales automotrices a las que proveen las plantas paralizadas, comienzan a tener problemas de abastecimiento.

"Ante la total intransigencia de las patronales, se ha dispuesto, a partir de este momento, lunes 6/6 por la tarde, la convocatoria a asamblea y a un paro general de actividades desde la finalización de la misma, que continuará sin presencia en planta en el turno noche y luego en el turno mañana, hasta la finalización del mismo el día martes 7 de junio de 2022, según los sistemas horarios de cada establecimiento", informó el SUTNA, a través de un comunicado.

Neumáticos: sigue el paro del SUTNA y crece la posibilidad de desabastecimiento

La audiencia dispuesta ayer por el Ministerio de Trabajo con las empleadoras del sector no arrojó avances y el conflicto comienza a preocupar a la industria automotriz.

El SUTNA rechaza la última propuesta de revisión salarial que hicieron las empresas para la paritaria vigente desde julio del año pasado hasta este mes. Las fábricas ofertaron un aumento del 66% -16 puntos por encima de lo pautado originalmente- y el pago de un bono anual, sujeto a topes horarios y a condiciones de presentismo, para quienes trabajen los fines de semana. 

Para el sindicato, el porcentaje de ajuste es insuficiente frente a la inflación y, además, se mantiene intransigente en un punto: el pago al 200% de las horas en sábado y domingo, algo que triplica el monto que sus afiliados hoy perciben por esos turnos.

La entidad -que lidera Alejandro Crespo, hombre no surgido del clásico sindicalismo peronista sino de la izquierda clasista- apuntó contra "la total intransigencia de las patronales", a quienes acusa de provocar "que la mesa de negociación resulte inexistente".

A fondo contra “la política mezquina y avarienta de las empresas”

"Hacemos saber que se procederá a la realización de actividades de difusión social del reclamo y de la política mezquina y avarienta de las empresas, quienes mantienen como único y absurdo argumento que han llegado al máximo salario que pueden pagar y que la suba de los mismos sería insostenible en el tiempo, cuando el costo de mano de obra por cubierta es de sólo $ 1.000 y los sueldos sin adicionales están por debajo de la línea pobreza", disparó el Sutna, que aludió también a una intención de las fábricas de delimitar también la paritaria 2022, que deberán empezar a negociar, a más tardar, el mes próximo.

El SUTNA va por el cuarto paro y la disputa con las compañías ingresa en su cuarta semana. El reclamo gremial sumó un tenue respaldo de la CGT, a través del triunviro Pablo Moyano, y la adhesión de las fuerzas políticas de izquierda, incluida la Unidad Piquetera. Es por eso que ya comienza a peligrar el abastecimiento de neumáticos para las automotrices.

Las negociaciones están trabadas desde el 17 de mayo, cuando venció la conciliación obligatoria. En todas las audiencias desde entonces, ambas partes ratificaron sus posiciones y la pulseada se endureció. "Bájense del ring. Recién estamos calentando motores; no nos han visto en carrera todavía", advirtió Crespo el viernes, en su discurso frente a la planta de Pirelli, en Merlo.