Oscar de Isasi, Secretario General de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Provincia de Buenos Aires, opinó sobre el lockout del sector ganadero y aseguró que el Gobierno debe tomar medidas que apunten a la redistribución de la riqueza en el país.

“Son sectores que ganan cuando a la Argentina le va bien y cuando le va mal, pero son incapaces de relegar un poquito de sus ganancias exorbitantes en pos del consumo del pueblo”, declaró.

En esa línea, el dirigente explicó que las medidas tomadas por el Ejecutivo nacional sobre el cierre de las exportaciones “deben ser parte de una batería de medidas que apunten a la redistribución de la riqueza en el país”.

Asimismo, De Isasi explicó que el consumo de carne en el país per cápita en el 2020 fue el más bajo de los últimos 100 años, y que esa situación se viene registrando desde 2015. De ese modo, detalló que desde ese año las exportaciones se han triplicado con la aparición del mercado chino, y que este “es uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de evaluar la situación del sector”.

“Hay un contexto favorable y de necesidad para avanzar en la puja redistributiva, donde se ponen de manifiesto más que nunca a nivel mundial las limitaciones del neoliberalismo para atender la falta de trabajo, la alimentación, la salud, entre otros derechos básicos”, agregó.

Según el dirigente “otro de los factores a tener en cuenta a la hora de evaluar la caída en el consumo de carne es el aumento desmedido que han tenido en mostrador los cortes, casi el 90% en los últimos 15 meses, el doble que la inflación promedio”.

"Ante esta situación, el sector ganadero exportador se ha mostrado insensible y no ha acomodado los precios al bolsillo de los y las trabajadoras, es decir del mercado interno. Por esto, se hace imprescindible terminar con las ganancias exuberantes, atendiendo las necesidades del mercado interno", concluyó.