El conflicto entre el Gobierno porteño y el Sindicato de Camioneros sigue en aumento. Tras conocerse la iniciativa de Horacio Rodríguez Larreta de recortar dos días laborales a los recolectores de residuos, Pablo Moyano advirtió que el gremio no permitirá ningún ajuste en los salarios ni la reducción de días.

Ante este panorama, el gremio realizó una asamblea general de la rama de recolección el pasado viernes, donde se declaró el estado de alerta y movilización ante la presencia del consejo directivo, recolectores de todas las empresas y más de 100 delegados de base porteños.

En el marco de esta asamblea, Pablo Moyano denunció el “total avasallamiento” de los funcionarios del PRO y “un brutal ajuste económico” en perjuicio de los recolectores, a quienes describió como “trabajadores esenciales que arriesgaron sus vidas en plena pandemia”. En esta línea, el dirigente destacó que “mientras Rodríguez Larreta y su vice Diego Santilli y muchos otros funcionarios porteños permanecían escondidos en sus grandes despachos o en sus casas, los trabajadores recolectores arriesgaron nueve meses sus vidas y las de sus familias”.

Asimismo, el referente camionero apuntó que este pretendido ajuste “no pasará”, y adelantó que si el Gobierno porteño no da marcha atrás con el recorte, se llevarán adelante “todas las protestas que sean necesarias”.

“El PRO y sus aliados radicales no respaldaron el proyecto de aporte extraordinario a las grandes fortunas por parte de quienes más tienen y, ahora, procuran un ajuste brutal para castigar a los trabajadores a nivel salarial y laboral, ya que el recorte contemplaría dos días de la jornada habitual y los feriados”, apuntó duramente.

Y declaró: “Que ajusten a sus amigos empresarios, a los bancos, a los casinos y bingos, pero no a 7000 recolectores”.

“En lugar de premiar (a los trabajadores) con un bono de fin de año, los neoliberales -como siempre- procuran castigarlos con recortes laborales y salariales”, expresó Moyano, y advirtió que “habrá movilizaciones y se adoptarán todas las medidas necesarias para detener esta locura”.

Asimismo, el líder del Frente Sindical para el Modelo Nacional se refirió a la quita de un punto de coparticipación a la ciudad más rica del país y argumentó: “Como a Rodríguez Larreta le recortaron parte de los ingresos por coparticipación, que le había regalado Mauricio Macri en su momento, ahora propuso un ajuste laboral y salarial en perjuicio de los trabajadores. Es una locura que no será permitida”.

Para concluir, Moyano llamó a la reflexión a los funcionarios porteños y pidió “sensibilidad” con los trabajadores esenciales.