El líder de los trabajadores bancarios, Sergio Palazzo, va camino a convertirse en diputado nacional y anticipa los proyectos que impulsará en la Cámara baja. Planteó una reforma de la Ley de Entidades Financieras, una de las herencias de la última dictadura; y, como anticipó Data Gremial, una iniciativa para reducir la jornada de trabajo en todos los rubros.

Tras la firma el sábado y su ubicación en el cuarto lugar de la lista de precandidatos bonaerenses, convocado por Cristina Fernández y Máximo Kirchner, el dirigente sindical señala que en su rol parlamentario aportará “la mirada del movimiento obrero en un momento en el que hay que recomponer el empleo y hay grandes debates por delante”. 

Tras algunas versiones de malestar en la CGT por su candidatura, Palazzo destaca que se trata de “un reconocimiento al movimiento obrero”, y reveló que recibió llamados y felicitaciones de todo el arco sindical, desde la propia cúpula de la central obrera, Héctor Daer y Carlos Acuña; el líder de la UOM, Antonio Caló; y el gastronómico Luis Barrionuevo, hasta el camionero Pablo Moyano. “Están todos contentos porque es una representación del Frente de Todos a todos los trabajadores”, aseguró en diálogo con El Destape Radio.

La herencia de Martínez de Hoz

Palazzo anticipó que ya comenzó a trabajar con los equipos técnicos de la Asociación Bancaria y presentará un proyecto para modificar la Ley de Entidades Financieras, en conjunto con otro diputado nacional y dirigente de La Bancaria, el tucumano Carlos Cisneros, del bloque del Frente de Todos.

“El sector tiene que ser un servicio público y tiene que estar al servicio de la economía, el crecimiento y el empleo”, anticipa Palazzo, y recuerda que ya hubo un intento durante la última presidencia de Cristina Fernández, con un proyecto de Carlos Heller y Martín Sabbatella. “Se truncó porque estábamos en un final del proceso político y quizá no existía la fortaleza suficiente”, explica Palazzo.

Reducción de jornada laboral

Palazzo destacó que hay varias iniciativas sobre la reducción de la jornada laboral y explicó que el objetivo es avanzar en una baja de ocho a seis horas diarias, sin reducción del salario.

Además, el líder de La Bancaria sostuvo que es "primordial" que el Congreso debata sobre la reducción de la jornada de trabajo, la implementación del convenio 190 de la OIT y la necesaria presencia de los trabajadores en los Comité Mixtos de Salud. 

El dirigente bancario afirmó que "el impacto de las nuevas formas de trabajo a partir del crecimiento de la tecnología hace que los niveles de producción de los trabajadores aumente".

"Ese mayor nivel de productividad muchas veces termina en una mejor renta para el sector empresario cuando debería tener un correlato en mejorar la calidad de vida de los trabajadores", agregó el sindicalista.