La jueza de Garantías de San Nicolás, María Eugenia Maiztegui, les denegó este miércoles la excarcelación al titular del Sindicato de Camioneros de San Nicolás y concejal del Frente de Todos, Maximiliano Cabaleyro, y a Fernando Espíndola, secretario general del gremio en San Pedro.

Ambos están detenidos en la División de Investigaciones de la Departamental de la ciudad (DDI) desde el viernes pasado, acusados por los delitos de “turbación de la posesión, extorsión, extorsión en grado de tentativa y coacción por un bloqueo” contra la empresa Rey Distribución.

La magistrada le solicitó cupo al Servicio Penitenciario para que alojen a ambos dirigentes gremiales. En las próximas horas se resolvería el trasladó a la Unidad Penal N° 3 ubicada en la ciudad bonaerense.

“Estimo que existen en autos sobrados motivos para restringir sus libertades, y mantener en detención a los causantes, a los fines de asegurar el desarrollo del procedimiento y la aplicación de la ley”, asegura el polémico fallo de la jueza Maiztegui. 

Pocas horas después de que ambos se entregaran, el gremio que conducen Hugo y Pablo Moyano decidió convocar a un paro de actividades por tiempo indeterminado, cortar la recolección de residuos y bloquear el ingreso de camiones a San Nicolás.

El gremio local de Camioneros estuvo de paro de actividades en San Nicolás hasta el domingo pasado. El secretario general Hugo Moyano sostuvo el lunes que tal bloqueo no existió y que se trata de “una situación absolutamente política, creada por sectores que tienen la responsabilidad de hacer Justicia”. Los Moyano unieron estas acusaciones a la persecución que recayó sobre ellos mismos durante el macrismo a partir de la Mesa Judicial Antisindical que quedó expuesta con la reunión de la "Gestapo".

Como para abonar esta relación, la presidenta del Movimiento Empresarial Anti Bloqueo, Verónica Razzini, de estrecha relación con el macrismo, es también la abogada de la empresa Rey Distribuciones.

“Desmentimos categóricamente que haya habido un bloqueo”, indicó el líder de Camioneros, al tiempo que remarcó “es una situación absolutamente política, creada por sectores que tienen la responsabilidad de hacer Justicia”. Los Moyano consideran que la decisión judicial está relacionada al macrismo y que existe una persecución contra ellos.