El líder del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, brindó una conferencia de prensa este lunes en el marco de protesta por la detención de dos dirigentes de la seccional de San Nicolás acusados de extorsión y sostuvo “desmentimos categóricamente que haya habido un bloqueo”.

En ese marco, el dirigente  adelantó: “Hemos declarado el estado de alerta y movilización, estamos alerta en todos los aspectos, y si la Justicia continúa actuando de la forma ilegal como ha hecho con estos compañeros, vamos a hacer lo que tengamos que hacer para defender a los derechos de los trabajadores”.

Según Moyano, la causa "es una mentira más, una situación política de los creadores de la mesa de la Gestapo". Asimismo, agregó "todo lo que están haciendo nos fortalece más" y remarcó "esto que han hecho de detener a trabajadores que fueron a defender a compañeros que no cobraban el sueldo no nos va a doblegar ni asustar".

“Intentan armar algo donde pretenden hacer creer a la sociedad que los trabajadores fueron a extorsionar -afirmó-. Es todo una mentira total y es parte de la campaña que empezaron a hacer estos señores que estuvieron en el gobierno anterior que hicieron un desastre”.

En otro tramo de la conferencia apuntó contra la Justicia al referirse a los aumentos salariales "a la Justicia no se le descontó nunca el impuesto a las ganancias" y pidió "queremos que apliquen el aumento que otorgaron al personal del Senado y Diputados a los trabajadores de Camioneros".

Además, el titular de Camioneros acusó a la oposición de “intentan armar algo donde pretenden hacer creer a la sociedad que los trabajadores fueron a extorsionar. Es todo una mentira total, y yo creo que es parte de la campaña que empezaron a hacer estos señores que estuvieron en el Gobierno anterior que hicieron un desastre”.

El pope camionero fue directo al hueso y acusó al expresidente Mauricio Macri de estar “en contra de la organización gremial tratando de amedrentarnos”. “Pero todo esto que están haciendo nos fortalece más. Vamos a seguir defendiendo los derechos del trabajador porque ellos pretenden doblegarnos, pero no lo van a conseguir”, advirtió.

Después de acusar a la administración de Cambiemos, el sindicalista se metió de lleno en lo que hizo Mauricio Macri cuando fue Presidente: “Que diga dónde están los $70.000 millones que se afanó del Correo Argentino. Hoy tiene todo el gorilismo trabajando contra la organización gremial. Trata de amedrentarnos, pero esto nos fortalece más”, exclamó.

El origen del conflicto

Los detenidos por la presunta extorsión son el titular de la seccional San Nicolás de Camioneros y concejal del Frente de Todos, Maximiliano Cabaleyro, y Fernando Espíndola.

El viernes pasado, ambos gremialistas se entregaron a la justicia luego de la orden de detención sobre ellos dictada por la jueza nicoleña María Eugenia Maiztegui.

Cabaleyro y Espíndola habían sido denunciados por la empresa ambiental Rey en febrero pasado por supuesta extorsión, tras un conflicto que derivó en una denuncia de bloqueo, impulsada por la mediática dirigente macrista Florencia Arietto, acérrima enemiga declarada de los Moyano, a quien les guarda rencor desde su estrepitoso fracaso como dirigente deportiva en la época que el Club Independiente se fue a la B y la dirigencia de la que formaba parte tuvo que dejar el mando de la entidad de Avellaneda.

Luego del fallo de la jueza de Garantías de San Nicolás María Eugenia Maiztegui, hace 15 días, Pablo Moyano viajó la semana pasada a San Nicolás para solidarizarse con Cabaleyro: consideró que la sentencia judicial fue “un mensaje para los que protestan” y que los gremialistas están acusados en esa causa por “luchar en favor de los trabajadores”.

Una vez que Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal dejó en firme el fallo de Maiztegui que ordenaba la detención y los sindicalistas quedaron presos, fue Hugo Moyano quien visitó San Nicolás para solidarizarse con Cabaleyro y Espíndola. “Lo que ha pasado con los compañeros es un disparate total, una aberración -dijo-. Y se pone de manifiesto una vez más el desprecio que tienen por la gente de trabajo los que estuvieron antes en el gobierno y desgraciadamente parte de la justicia”, había señalado.