La guerra entre Luis Barrionuevo y su ex cuñado Dante Camaño tendrá un nuevo capítulo. La Justicia Electoral avaló la impugnación y la cancelación que llevó adelante la Junta Electoral Central de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) de los comicios que se intentaron llevar adelante el 2 de diciembre en la seccional porteña del gremio "por irregularidades" y las elecciones fueron reprogramadas para el 15 de marzo.

Cabe recordar que Barrionuevo, que es el jefe nacional del sindicato, impulsó una lista opositora con el dirigente Humberto Ballhorst para arrebatarle la seccional a Camaño, que está en el cargo desde 1984 y que fue su aliado durante 40 años.

Ballhorst, el titular de la Lista Azul apadrinado por Barrionuevo, desistió de participar en esas elecciones del gremio al denunciar irregularidades. “No nos dejan participar y no dejaron entrar a nuestros fiscales. Sacaron del gremio urnas con votos adentro”, dijo en su momento el dirigente opositor.

Acto seguido, la Junta Electoral Central de la UTHGRA informó que “por las irregularidades producidas en la sede de la Seccional CABA en el día de la fecha queda obligada a suspender el proceso electoral”.

De esta manera, quedó postergada la celebración de las elecciones, atribuyendo que “tales irregularidades fueron advertidas antes del inicio del acto eleccionario”.

Sobre esto explicaron que “allí se pudo advertir el retiro de urnas sin la debida fiscalización por parte de esta junta a través de su Veedor ya sea el control de idoneidad de los presidentes como la seguridad de que las urnas se retiraran sin contenido en su interior”.

En el documento emitido en su momento desde la Junta Electoral Central, confirmaron que las irregularidades fueron advertidas por personal del Ministerio de Trabajo, escribano y apoderado de la lista celeste, entre otros.

Más adelante explicaron que “la Junta Electoral de la Seccional comenzó a despacharlas acompañadas por el presidente de mesa, un solo fiscal de la Lista Gris y un acompañante no identificado como ´custodio´ y excluyendo al fiscal de la Lista Azul”.

A todo esto, Camaño sostenía que se había impuesto por "el 80% de los votos", en una elección que claramente parecía amañada, tal como lo determinó posteriormente la Justicia Electoral al impugnar ese comicio y al llamar nuevamente a elecciones.

Ex socios, hoy peleados a “muerte”: la trama familiar

Camaño es el jefe de la seccional porteña del Sindicato de los Gastronómicos desde hace 38 años. Su hermana Graciela Camaño se casó con Luis Barrionuevo en los 70, pero están hace algo más de un año distanciados. Cuentan en el entorno de ambos que los efectos de la pandemia sentenciaron la pareja.

La crisis conyugal tiene ahora sus coletazos en la actividad gremial. Barrionuevo, que es el jefe nacional de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), impulsó una lista opositora para desbancar a su excuñado de la seccional de Capital.

La pulseada esconde un interés adicional: la sede porteña de los gastronómicos es una de las pocas del país que tiene superávit y que atesoraría en una cuenta bancaria unos 30 millones de dólares.

Camaño fue uno de los pocos impulsores del improbable “sindicalismo macrista”. En 2016 le cedió a Mauricio Macri la sede de su gremio para celebrar el Día del Trabajador, episodio que fue recordado por los abucheados e insultos que los trabajadores del sector presentes en el acto le propinaron al ex presidente.