A raíz de la salida de la empresa de automóviles Ford de Brasil, Ricardo Pignanelli, Secretario General del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor, afirmó que este panorama se presenta como una “oportunidad” para la industria nacional. “La Argentina y Brasil son socios comerciales, entonces el impacto se va a sentir. Ellos fabrican autopartes que son necesarias para nuestra industria, pero creo que si somos inteligentes podemos salir fortalecidos y crear nuevos puestos de empleo con el plan de nacionalización de autopartes”, explicó.

Asimismo, Pignanelli aseguró que Argentina debería sustituir las importaciones por la producción nacional, que además generará empleo local. Y además, advirtió que primero se debe ayudar en “levantar a Brasil de la crisis”.

“Le pido al gobierno que no afloje, porque estamos ante la oportunidad de lograr el verdadero desarrollo” agregó el líder sindical.

Cabe destacar que la cúpula dirigencial de SMATA ideó un “Plan estratégico automotor con acuerdo social y productivo” de cara al 2030, y fue presentado en diciembre al Presidente Alberto Fernández. Uno de los aspectos más importantes de la iniciativa es establecer nuevas inversiones estimuladas por el Gobierno, acordar planes de canjes para cambiar flotas de autos y, de ese modo, se exigieron políticas macroeconómicas que otorguen previsibilidad en Argentina.