El titular de la Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA), Hugo Yasky, reclamó un aumento salarial de emergencia y la protección de la canasta básica alimentaria ante "el incremento de la inflación en los productos de consumo masivo", por lo que demandó "la inmediata intervención del Estado".

El también diputado nacional por el Frente de Todos (FdT) y el secretario de Prensa de la central obrera, Carlos Girotti, señalaron que los hechos ya demostraron de forma evidente "el resultado de que sea el mercado el que de forma exclusiva determine la relación entre precios y salarios", indicó un documento de prensa.

"Eso significó el aumento de la rentabilidad de una pocas empresas alimenticias y agroexportadoras a expensas de la pérdida brutal de poder adquisitivo de las remuneraciones. El derecho a la alimentación de las grandes mayorías es muy importante como para dejarlo en manos de cuatro o cinco oligopolios", afirmaron.

La CTA reclamó "medidas extraordinarias ante la coyuntura mundial para aislar los precios de los productos de primera necesidad de los vaivenes externos, en especial en un país productor de materias primas alimenticias, por lo que es preciso actuar ya de forma paralela en los ingresos y en el freno de los precios".

La central obrera exigió un aumento salarial de emergencia de suma fija para beneficiar a los sectores más postergados de la pirámide salarial y al conjunto del mercado interno, porque sus consumos se concentran en producciones locales.

"Para poner un dique de contención a la espiral inflacionaria es necesario la intervención del Estado a fin de direccionar la renta extraordinaria de los productos de exportación encarecidos de forma excepcional por la guerra en el este europeo y desligar los precios internos", sostuvieron los dirigentes.

También reclamaron un trabajo a mediano plazo para que a través de una empresa estatal y federal de alimentos y una red de ferias populares que reduzcan la intermediación y la logística "se impacte sobre el mercado de alimentos y se garantice su accesibilidad como derecho humano", concluyeron.