Los gremios docentes de la Ciudad de Buenos Aires rechazaron la primera oferta del gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta en la reapertura paritaria para mejorar el acuerdo firmado en febrero pasado. Los referentes gremiales definieron la propuesta como "insuficiente" y la negociación pasó a cuarto intermedio hasta este jueves 26 por la tarde.

En este marco, la UTE -entidad adherida a la CTERA- insistió en la necesidad de alcanzar un esquema de aumentos superadores a los índices oficiales de inflación.

En febrero pasado, el gobierno porteño otorgó un aumento salarial del 44,20% en tres tramos hasta octubre, con revisión en septiembre. Pero tras el aumento de la inflación y las protestas gremiales obligaron al Ejecutivo a reabrir la negociación.

Cuál es el salario docente actual

En la actualidad, el salario mínimo de un docente de jornada simple es de $64.268,76, y de $128.537,52 por jornada completa.

En este marco, desde Ademys, uno de los sindicatos docentes porteños, se rechazó la propuesta del gobierno al considerar que "desdobla en tres lo que había pautado en febrero" pasado agregando dos nuevos tramos".

La propuesta consistió en un aumento de 5% en junio, 5% en julio, 5% en agosto, 5% en septiembre, 5% en octubre y 10, 5% en diciembre. "Esta propuesta implica un aumento de alrededor de $3170 por mes, lo que de ninguna manera se condice con los altísimo índices inflacionarios", apuntaron desde Ademys, que exigieron igualar el salario docente con la canasta familiar.

En tanto, para este jueves se prevé la presentación de una nueva propuesta para evitar una escalada de conflictos y la convocatoria a paros de actividades.

Gremios rechazon la reforma del Estatuto Docente en CABA

La semana pasada, los gremios docentes criticaron la reforma del Estatuto del Docente de la Ciudad de Buenos Aires aprobada en la Legislatura de la Ciudad y denunciaron que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Educación, Soledad Acuña, quieren someter a los docentes a un proceso de precarización y explotación laboral.

Con 32 votos a favor del interbloque oficialista Juntos por el Cambio, y 27 en contra de legisladores del Frente de Todos y la Izquierda, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó la reforma del Estatuto Docente que recorta y segmenta la cantidad de titularizaciones de cargos de maestras y maestros.

Desde los sindicatos sostuvieron que lo que necesitan la comunidad educativa es que la carrera docente tenga previsibilidad y control público, que el Estado garantice la formación de los profesionales de la educación y que no haya discriminación a los accesos de cargos.

Tweet de UTE

Por último, desde UTE remarcaron que "para mejorar la educación" en vez de discutir los incentivos docentes hay que discutir otras cuestiones como la situación edilicia de las escuelas de la ciudad, la alimentación de los estudiantes, el faltante de vacantes para los alumnos, el equipamiento en las escuelas y el salario de los docentes.