La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) se reunió en asamblea y resolvió aceptar la oferta salarial del Gobierno Bonaerense, que consiste en un incremento salarial del 31% sobre el salario básico y un 3,9% en concepto de Bonificación Especial o Compensación Funcional.

“Estos incrementos serán liquidados en un recibo aparte durante los próximos días para el caso de las y los judiciales en actividad, mientras que a partir de las gestiones realizadas por la AJB se garantizó que las y los jubilados y pensionados del Poder Judicial los perciban junto con los haberes del mes de febrero, a fines del mes en curso”, dijeron desde el gremio.

Asimismo, la rúbrica incluye la liquidación de subas retroactivas sobre los salarios de diciembre del 2020, más la segunda cuota del aguinaldo y enero del 2021. Además, según informó la entidad gremial, el 25 de febrero próximo se dará inicio a la negociación salarial de 2021.

Por su parte, Pablo Abramovich, Secretario General de la AJB declaró: “Luego de dos meses de intensas negociaciones, momentos de conflicto y tres propuestas diferentes logramos acordar el cierre de la paritaria 2020, alcanzando un porcentaje muy cercano al objetivo trazado de equiparar la inflación acumulada en ese año en el marco de la pandemia con una crisis económica y social sin precedentes”.

“Sin dudas el resultado que conseguimos es consecuencia de un esfuerzo colectivo de las y los trabajadores judiciales que sostuvieron el conflicto, sumándose a asambleas y medidas de fuerza a partir de la decisión de poner un freno a la caída de nuestros salarios”, agregó.

“En pocos días iniciaremos las negociaciones salariales de 2021, donde el objetivo central será la recomposición del salario perdido en los años anteriores y avanzar hacia un proceso de jerarquización de los salarios en el Poder Judicial”, finalizó el dirigente.