Se confirmó lo que se preveía iba a ser una jornada electoral plagada de irregularidades. Pasado medio día de votación, la oposición está denunciando maniobras fraudulentes en la elección nacional. Ya se presentaron las denuncias ante los veedores del ministerio de trabajo. Desde matones en el lugar de votación a cambios en la ubicación de las mesas, son las irregularidades que aseguran está ejerciendo el oficialismo que “busca la trampa como último recurso”.

La Lista Verde y Blanca que encabezan Leonardo Salom y Marina Pérez en la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles y Puertos Argentinos (APDFA), había advertido en las últimas semanas que la Lista Gris intentaría maniobras no permitir un proceso electoral con transparencia. Las irregularidades son numerosas y de extrema gravedad y están siendo denunciadas en el Ministerio de Trabajo para que garantice un proceso limpio.

“Para empezar, cambiaron las mesas de votación. Se informó un lugar y al llegar los fiscales les avisaron que se movió”, explicó uno de los referentes del espacio. En una línea ferroviaria, donde hay presencia en distintas estaciones, la modificación no es un tema menor para quienes deben movilizarse hasta el punto de votación. Así sucedió, por ejemplo, en la seccional Belgrano Cargas y Logística San Martín, alineada con la Verde y Blanca.

En la línea Mitre directamente un grupo de matones se presentó en la mesa de votación para amedrentar a las y los fiscales y compañeros y compañeras que llegaban a emitir su voto.

“Además, los padrones que llegaron a las mesas no coinciden con los que la Gris nos había mostrado por orden del ministerio de Trabajo. Estamos revisando que no aparezca nadie que no estaba habilitado para votar, porque esto no se puede cambiar el mismo día de la elección”, agregó uno de los fiscales.

A eso se sumaron otras faltas graves al proceso electoral, como la demora en el ingreso a los fiscales opositores, o que presidentes de mesa impugnen votos de los afiliados que participaron de las diversas acciones de campaña de la Verde y Blanca.

Los referentes señalaron que “estas irregularidades ya se plantearon en el ministerio de Trabajo, y a la Directora Nacional de Asociaciones Sindicales, Mónica Flora Risotto, para que garanticen la elección, donde también se denunciaron previamente las asambleas ilegales y la comisión electoral adicta que se conformó en el gremio”.