En medio de las negociaciones por el adelantamiento de las paritarias, el consejo directivo de la Confederación General del Trabajo (CGT) analiza llevar adelante una movilización para respaldar la gestión del Gobierno y apuntar contra el empresariado por el aumento inflacionario.

Uno de los cotitulares de la central obrera, Pablo Moyano, descartó un paro general pero adelantó que "analizamos realizar una gran movilización a un lugar simbólico del empresariado argentino", que podría ser la sede de la Unión Industrial Argentina (UIA) o la Sociedad Rural.

La semana pasada, Carlos Acuña –miembro del triunvirato que encabeza la CGT- apuntó contra "el gran sector empresario" de ser responsables del alza de precios y de la inflación, y advirtió que, desde el sector sindical, "si es necesario, se tomarán medidas de fuerza contra los empresarios, porque no se puede seguir así", en relación al alza en el valor de los alimentos.

En tanto, el titular del gremio de la Construcción (UOCRA), Gerardo Martínez, recargó contra los "formadores de precios", y apuntó sobre "un Poder Ejecutivo que no se pone de acuerdo y no le encuentra la vuelta", advirtió

Moyano, en tanto, expresó que "la inflación alta preocupa. Vemos la falta de solidaridad del empresariado argentino. El gran empresariado tiene una voracidad de ganar. Cuando todos estamos haciendo un gran esfuerzo para sacar el país adelante, ellos siguen remarcando".

Y agregó que "hay un crecimiento importante de la economía. No se ve reflejado por la inflación. El mal de todo es la inflación y lamentablemente el Gobierno no le encuentra un freno".

Señaló que "por supuesto que el gobierno debería ser más duro. Falta fortaleza. Sentarlos y decirles que "ya está, que ya ganaron mucho". Guzmán nos dice que va a bajar la inflación pero peleamos paritarias y bonos pero nos los come la inflación. En la pandemia los empresarios ganaron y hoy cuando se les pide un esfuerzo, nada".

Por su parte, Acuña respaldó una marcha contra los formadores de precios, cuestionó a la oposición y también le pidió acciones al Gobierno. "Esta inflación la generan los que no quieren a ningún gobierno. ¿Cómo hacemos para controlar los precios desde la CGT? Eso tiene que ser políticas de Estado combinada por los sectores económicos", subrayó.

En este sentido, el titular del sindicato de los trabajadores de estaciones de servicios culpó a los empresarios por la inflación, en especial de los alimentos, al sostener que "no cumplen" con los acuerdos. "¿Pero cómo es? Los empresarios se comprometen y después no hacen nada. ¿Y los malos de la película somos nosotros?. Nosotros decimos que si es necesario se va a tomar alguna medida de fuerza contra los empresarios", declaró Acuña.

Por otra parte, sobre las propuestas de reformas laborales planteadas por dirigentes de la oposición, indicó que hablar de eso "es solo un slogan". El referente del Barrionuevismo subrayó: "¿De qué reforma laboral hablan?, Si en vez de ocho horas trabajamos seis, yo la apoyo. Pero si la reforma laboral es para quitarle derechos a los trabajadores, va a ser una batalla y la CGT se va a plantar".

Manifestó que "si el Gobierno endereza el camino, a los trabajadores les va mejor, los trabajadores siempre vamos a acompañar" y agregó que, "si el Gobierno mejora la economía y a la gente le va bien, tendrá las mismas posibilidades de mantenerse en el poder", en referencia a las elecciones generales de 2023.

La reunión del consejo directivo de la CGT está prevista para está semana y se prevé llamar a "una acción de protesta" por la aceleración imparable de los precios. Justamente Martínez afirmó que "el descontrol de la macro pone en riesgo todo lo que conseguimos", en cuanto a generación de empleo y mejoras salariales.

Si bien la central obrera mantiene una "buena" relación con la dirigencia de la UIA, sostienen que llegó el momento de "marcar diferencias en la puja distributiva". En esa línea estaría la decisión de la movilización con un claro respaldo a la gestión de Alberto Fernández".