En el marco de la campaña electoral hacia las PASO del 12 de septiembre, el Frente de Todos realizó un acto en el municipio de Escobar del que participaron los principales pre candidatos del espacio oficialista, junto a referentes de los gremios industriales.

Desde el intendente local, Ariel Sujarchuk, a la figura de cierre del acto, el diputado nacional Máximo Kirchner, manifestaron la "relevancia" de las próximas elecciones "en el futuro de Argentina", los "dos modelos económicos en pugna" y la representación del Frente de Todos como "un gobierno de los trabajadores y las trabajadoras".

En ese sentido, fue el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, el encargado de dar los datos más contundes en términos de recuperación industrial y crecimientos del empleo en dicho sector.

"El mensaje es que, a pesar de la pandemia, los gremios industriales crecimos en 90 mil trabajadores; la UOM sola creció en 20 mil. Eso es lo que nosotros tenemos que transmitir a la gente y a los trabajadores", manifestó Caló de cara al futuro.

A la vez que expresó que "tenemos que mirar para adelante", porque "si miramos para atrás, nos queremos matar; la UOM perdió 20 mil trabajadores" durante el gobierno de Mauricio Macri, afirmó.

En esa dirección, debido a la "presencia del hijo de Néstor", el sindicalista recordó su experiencia como titular de la UOM: "Cuando empecé como secretario general en 2003/4, comencé a acompañarlo al compañero Néstor Kirchner. Y me dijo: Tano, si vos me acompañas, yo pongo de nuevo a trabajar a la metalmecánica", relató.

Y afirmó: "¡Y vaya si lo hizo! Cuando yo me hice cargo de la UOM, teníamos 60 mil afiliados; con Néstor y Cristina llegamos a tener 240 mil. ¡Miren si puso en marcha la industria metalmecánica! Eso es cumplir la palabra".