La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, mantuvo este martes un encuentro con comerciantes, representantes del sector turístico y vecinos de Villa La Angostura. Allí aprovechó para sumarse al coro de dirigentes de Juntos por el Cambio que pide el fin de las indemnizaciones por despidos e incluso graficó el tema con una situación autorreferencial: se quejó que les tuvo que pagar la compensación doble que rige por decreto nacional a dos empleadas domésticas.

Durante el encuentro Carrió interpeló a los comerciantes al consultarles cómo estaba la situación en Neuquén respecto al pago de Ingresos Brutos e impuestos y aprovechó para relatar su experiencia.

Según detalló, por la prohibición del despido con doble indemnización tuvo que “pagar una fortuna a una chica que trabajó conmigo como empleada doméstica un mes y diez días. Y ni hablar de otra que tuve 6 o 7 años”.

“La verdad que las cargas sociales son insoportables en este contexto”, expresó y bromeó: “Decí que daba cursos en el instituto y cobro porque no se puede afrontar ese tipo de pagos”, concluyó.

La indemnización laboral fue uno de los temas que protagonizaron la campaña electoral, luego de que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, expresara su apoyo a su eliminación para ir hacia un “sistema de seguros”, como ya se utiliza en el gremio de la construcción, según dijo.

En ese sentido, diputados de Juntos por el Cambio, encabezados por Héctor Stefani (PRO), impulsaron un proyecto que propone modificar el sistema tradicional de indemnizaciones para crear el Seguro de Garantía de Indemnización (SGI) ante eventuales pérdidas de puestos laborales o cese de actividades. 

Otro capítulo más en la polémica...

La iniciativa ingresó a la Cámara baja y espera ser debatida por las comisiones de Legislación del Trabajo, que preside Vanesa Siley (Frente de Todos) y de Presupuesto, a cargo de Carlos Heller, antes de llegar al recinto.