Con nuevas críticas a la Prefectura Naval, SICONARA protestó con un corte en el Puerto Rosales

Luego de haberse declarado en “estado de alerta”, el gremio de los conductores navales realizó ayer martes una jornada de lucha, y bloqueó el acceso a esa terminal naval.

Por Redacción

15 de mayo de 2024

El Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina (SICONARA) realizó en la mañana de este martes un corte en el acceso a Puerto Rosales, en el distrito bonaerense de Bahía Blanca, después de haberse declarado en “estado de alertapor la asignación de dotaciones de seguridad “incompletas e inadecuadas, y le apuntó a la Prefectura Naval Argentina. A su vez, el reclamo se cimentó en una denuncia por la “asignación de dotaciones que no garantizan la navegación segura y la protección del ambiente”.

El corte llevado a cabo en la localidad de Punta Alta inició a las 11 horas y se extendió a lo largo de dos horas. El sindicato que lidera Mariano Vilar procedió a cortar el ingreso a Puerto Rosales, a metros de la delegación de Prefectura y la barrera de acceso a la terminal marítima. “Cortamos solamente el acceso al puerto, no al balneario. La idea es visibilizar el reclamo sin complicar otras actividades, ni la población”, explicó el dirigente.

Desde SICONARA criticaron fuertemente el accionar de Prefectura Naval por dotaciones de seguridad “incompletas e inadecuadas” en las naves. Además, manifestaron un rechazo taxativo a la flexibilización de la norma que “pone en riesgo la vida de los tripulantes y el cuidado del ambiente, generando la injustificada pérdida de puestos de trabajo y el permanente riesgo de contaminación”.

Polémica decisión

De acuerdo con Vilar, “la Prefectura interpreta que puede despachar de día con patrón y jefe de máquina y de noche con un certificado con un patrón motorista”, la cual es “una persona que no tiene la capacitación necesaria para ese tipo de buques y remolcar ese tipo de pontones”.

Ante esta situación, desde el gremio pidieron que la resolución vuelva a su origen, pensada para emprendimientos familiares y cuando los buques son tripulados por sus propios dueños. “La norma era para buques paleros, embarcaciones menores en el Delta, y se flexibilizó tanto que ya tenemos buques areneros que están tirando más de 600 metros cúbicos de arena por día embarcados con patrón motorista”, sostuvieron.

Denuncias

Desde el SICONARA recordaron que la organización presentó denuncias formales ante las autoridades nacionales, “alertando sobre la asignación de dotaciones que no cuentan con Jefe de Máquinas, a pesar de que la potencia de máquinas supera los límites establecidos por la mencionada resolución, pero que sin embargo se omite su enrolamiento”.

De esta forma, en este nuevo reclamo volvieron a pedir por “el cumplimiento estricto de las normas vigentes, la inmediata intervención de las autoridades competentes en los hechos denunciados, la implementación de medidas urgentes para garantizar la seguridad de la navegación y la protección del medio ambiente y la recuperación de fuentes de trabajo arbitrariamente eliminadas”.

De acuerdo al sindicato, la aplicación de esta regulación ya provocó el fallecimiento de un tripulante durante un remolque en la ría de Puerto Deseado y graves lesiones en otro tras la colisión de un buque arenero en el Río Paraná. Además, que se habría producido la contaminación con hidrocarburos y aceite en el Lago Argentino - Brazo Rico en abril por un buque de pasaje que operaba sin la dotación adecuada para su potencia.