El cotitular de la Confederación General del Trabajo, Héctor Daer, aseveró que se está diseñando la nueva conducción de la central obrera y al respecto afirmó que "Moyano va a volver" a la CGT y que van a "estar todos juntos".

"Creemos que va a haber una unidad absoluta del movimiento obrero. Vamos a estar todos. Es una oportunidad de estar juntos con criterios comunes, con un debate", indicó sobre la elección de la nueva conducción de la CGT, que se oficializará el 11 de noviembre próximo.

En entrevista con Lado P, por Radio Rivadavia, Daer reveló que ya se está "elaborando la plataforma donde todos estamos expresando la síntesis que pretendemos para la futura conducción que es lo que va regir los objetivos políticos, sindicales y sociales que tiene el movimiento obrero organizado".

Por otra parte, el también titular del gremio de Sanidad señaló que se definió un cupo femenino del 30% en el consejo directivo.

"Cada vez que tenga funcionamiento el consejo directivo tendrá que haber un 30% mínimo de mujeres o de hombres en los términos de cumplimentar con la participación. Si podemos lograr que sea mitad y mitad la reunión sería ideal", indicó.

"Salvo los cargos que firman cheques, que son el secretario general, el adjunto y el tesorero, el resto de los cargos de una mujer y un hombre en equivalencia", detalló.

En otro orden, Daer manifestó preocupación por la persistencia de la inflación, y advirtió que "es un tema que daña y erosiona el salario, los ingresos".

"Hay que empezar a plantear precios de referencia en el etiquetado de los productos", propuso el dirigente sindical, para quien "no se justifica de ninguna manera que los valores de los productos de la canasta básica hayan aumentado como lo hicieron".

En otro orden, defendió la decisión del presidente de colocar a Juan Manzur como jefe de Gabinete en lugar de Santiago Cafiero.

"Santiago es un excelente funcionario. Manzur tiene otra impronta. Fue muchos años ministro, muchos años gobernador y tiene otra dinámica de trabajo y que todos le tengan que rendir cuentas de los hechos. Esa dinámica y esa impronta ya le cambió la imagen al Gobierno", consideró.

Además, apoyó la decisión de ratificar a Guzmán y a los ministros que ocupan carteras económicas, pese a que la inflación es el mayor punto débil del modelo económico.

"Si hay funcionarios que están ocupando la cartera de un ministerio y el presidente decidió que esos funcionarios sean los que tienen que seguir adelante, no hay que discutir nada. Lo peor que le hace la Argentina es pensar que hay que cambiar todos los días", subrayó.

Y agregó: "Él debe ser el referente y quien nos explique hacia dónde vamos en términos económicos".

Por último, admitió que no vivió de buena manera la interna del Frente de Todos que estalló luego de la derrota en las PASO.

"No viví bien la interna en el Frente de Todos. Fue todo una discusión en extremo y tendría que haber sido de otra manera, pero lo bueno es que ya se superó", rescató.