Dictaron la conciliación obligatoria en el conflicto de la Alimentación y levantaron las protestas

Luego de que el gremio realizara bloqueos en la puerta de varias plantas, se levantó el plan de lucha ante la instancia dictada por el Ministerio de Trabajo. La dirigencia defendió la metodología del plan de lucha.

Por Redacción

31 de mayo de 2024

La Secretaría de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto salarial de la Federación Trabajadores de Industrias de la Alimentación (FTIA) que conduce Héctor Morcillo, por lo que se levantaron desde las 14 los bloqueos de 48 horas contra las empresas que se iniciaron esta madrugada y que amagaban con afectar la distribución de alimentos en todo el país.

El plan de lucha, que se dispuso luego del fracaso de las negociaciones salariales con las cámaras empresariales, comenzó este miércoles con paros de dos horas por turno, siguió con los bloqueos en las empresas y estaba previsto que continuara desde el lunes con otras medidas por definir.

Ante la tensión que provocaron las protestas del sindicato, la Secretaría de Trabajo convocó de urgencia a una audiencia en las dependencias oficiales de la avenida Callao 113, con la participación de funcionarios, empresarios y dirigentes gremiales, que finalizó con la conciliación obligatoria, que obliga a las partes a negociar durante 15 días y a retrotraer las decisiones que dieron origen al conflicto. La FTIA acató la resolución de la Secretaría que dirige Julio Cordero.

Grandes ganancias

Para el titular de la FTIA las empresas del sector alimenticio tienen margen para otorgar un aumento como el que reclama el sindicato porque fueron “las que más remarcaron y no bajaron los precios” y puntualizó: “Remarcaron a un dólar de 1.600 o 1800 pesos, pero, sin embargo, cuando se estabilizó en mil no bajaron los precios, como se lo reconocieron al propio ministro de Economía”.

El líder de FTIA afirmó que las medidas de fuerza se adoptaron ante la falta de respuesta empresarial al reclamo de un aumento equiparable a la inflación en el inicio de la paritaria 2024, que se produjo en mayo. “No nos ofrecen nada, menos de la mitad de la inflación proyectada para mayo -dijo-. La gran discusión fue si era un acuerdo trimestral o mensual. Ellos (las cámaras) optaron por un acuerdo mensual, pero cuando empezamos a hablar de los números, ni siquiera se acercan a los índices de inflación. Así que esto originó el conflicto. Más de un mes de negociación y no pasó nada”.

Bloqueos

Además, Morcillo explicó a en declaraciones periodísticas que no es la primera vez que el gremio dispone bloqueos a las empresas alimentarias como medidas de fuerza y desestimó que hayan imitado la metodología de protesta que generalizó Camioneros: “Más que algo relacionado con los Moyano, (las empresas) aumentaron los precios como locos, no los bajan, ahora cae la demanda y nos quieren aplicar el ajuste a nosotros con menos salario y menos horas de trabajo. Bueno, entonces no van a sacar mercadería”.

De todas formas, el sindicalista consideró que los bloqueos “no provocarán muchos problemas de abastecimiento porque hay bastante mercadería en stock” en los supermercados y en los comercios, aunque admitió que puede haber problemas “puntuales” en algunos casos.