En el cuarto trimestre de 2021 la tasa de empleo fue del 43,6%, 0,7 puntos mayor que el trimestre anterior y 3,5 puntos mayor que el mismo trimestre del 2020, según el último informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) en base a datos del INDEC.

En el último trimestre del 2021 la tasa de desocupación total fue del 7,0%. Las mujeres desocupadas representan un 7,7% de la población económicamente activas (PEA) y, dentro de las mujeres, un 16,2% se encuentran desocupadas y tienen entre 14 y 29 años y un 5,3% entre 30 y 64.

Los varones desempleados, representan un 6,4% de la PEA. Aquellos desempleados que tienen entre 14 y 29 años de edad representan un 13,5% y los entre 30 y 64 representan un 4,1%.

El último trimestre del 2022, la Tasa de Sub-Ocupación (personas que trabajan menos de 35 horas semanales/ PEA) fue del 12,1%. 8,6 puntos porcentuales fueron demandantes y el resto no busca trabajar más horas.

El desempleo ya está por debajo de los niveles de 2019

Desde enero del 2021 la recuperación del empleo registrado toma una mayor dinámica y se acelera aún más desde julio del 2021, alcanzando los 12,5 millones de empleos formales. De esta manera, el empleo registrado en diciembre de 2021 resultó superior en 300.000 personas, respecto de diciembre de 2019.

Si bien la tasa de desempleo resulta ser un indicador típicamente utilizado a la hora de analizar el mercado de trabajo, la presión sobre el mercado de trabajo resulta un muy buen índice complementario para reflejar la demanda de trabajo de aquellos que ya poseen un trabajo y demandan más, y de aquellos que se encuentran disponibles.

El último trimestre del año 2021 presentó una tasa de desempleo abierto del 7,0%, 1,2 puntos menos que el trimestre anterior y cuatro puntos menos que el mismo trimestre del 2020.

Los ocupados demandantes de empleo pasaron de 18,4% al 17,4 % desde el cuarto trimestre de 2020 al mismo del 2021, bajando 1,7 puntos la participación de los subocupados de este universo en relación con otros ocupados demandantes.

Por su parte, aquellos ocupados no demandantes pero disponibles para trabajar pasaron del 8,0% al 6,1% en el mismo período, mayormente explicado por subocupados no demandantes disponibles. De este modo, desde el cuarto trimestre del 2020 al mismo trimestre del 2021, la presión sobre el mercado de trabajo pasó del 37,3% al 30,5%.

En el último trimestre del 2021 la tasa de desocupación fue del 7,0% de la PEA. Al desagregar el indicador, también según respecto de la PEA, las mujeres desocupadas representan un 7,7%. Un 16,2% de las mujeres activas se encuentran desocupadas y tienen entre 14 y 29 años y un 5,3% entre 30 y 64.

Los varones desempleados, representan un 6,4% de la PEA. Aquellos varones desempleados que tienen entre 14 y 29 años de edad representan un 13,5% y los que tienen entre 30 y 64 representan un 4,1% de los varones de la PEA. Finalmente, del universo de los jefes de hogar, un 4,3% se encuentran desempleados.