El Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, presentó un proyecto de ley para modificar el Impuesto a las Ganancias y establecer un nuevo piso: solo lo pagarían quienes perciben salarios brutos mayores a $150 mil por mes y las jubilaciones que superen los ocho haberes mínimos garantizados, unos $152.280. De esta manera, se beneficiaría un 63,4% de los contribuyentes y sólo deberían pagar el impuesto los sectores de mayores ingresos.

Por su parte, los gremios que conforman el Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona) emitieron un comunicado en el cual expresan su apoyo a la iniciativa parlamentaria. “Felicitamos al Gobierno Nacional por el proyecto presentado ante la Cámara de Diputados, el cual dispone modificar el mínimo no imponible del Impuesto al Trabajo”, apuntaron.

Asimismo, desde el Frente Sindical consideran que “el salario no constituye ganancia en modo alguno”, y por ello celebraron la iniciativa “que favorece la capacidad de consumo de la clase trabajadora y fortalece el mercado interno”.

“Desde el Frente Sindical confiamos que este injusto impuesto será finalmente eliminado, al tiempo que acompañamos las acciones de gobierno que tiendan hacia este objetivo”, concluye el comunicado que lleva la firma de Pablo Moyano, Secretario General Adjunto del Sindicato de Camioneros, y de Mario Manrique, titular del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA).